Suspenden búsqueda de sobrevivientes de naufragio

Suspenden búsqueda  de  sobrevivientes de naufragio
En embarcaciones como estas muchos dominicanos intentan llegar a la costa oeste de Puerto Rico.
Foto: Archivo

Nagua, República Dominicana

Las autoridades suspendieron esta semanala búsqueda para tratar de localizar posibles sobrevivientes del naufragio de una embarcación con 95 personas que trataban de viajar ilegalmente a Puerto Rico.

La suspensión obedece al fuerte oleaje que hay en el área que dificultan las labores.

La información la ofreció a la agencia Inter News Service, Máximo Ramón Geraldino, director de planes de la Defensa Civil en Nagua.

Del grupo de 95 frustrados viajeros que salieron desde la playa de Matancita, en el municipio de Nagua (noreste, 30 lograron nadar y salvarse mientras que se habían recuperado tres cadáveres.

Las víctimas son José Augusto Polanco, de 35 años, y locutor de San Francisco de Macorís; Edwin de la Cruz, de 27, oriundo de San Pedro de Macorís; y Pedro Ramírez Sánchez, natural de Nagua.

Soto Rivas, uno de los sobrevivientes narró que como las olas estaban bien “bravas” (el mar picado), viró la embarcación, lo que provocó que chocara con un arrecife, se destruyera y todos cayeron al mar.

“Salimos los que teníamos salva vidas y sabíamos nadar y otros se refugiaron de los que más sabíamos lidiar con agua y también se salvaron”, dijo Rivas.

Dina Santiago, esposa de Pedro Ramírez Sánchez narró en llantos que su compañero le dijo el sábado en la noche que se iría en una yola a Puerto Rico porque la situación suya, la mía y de nuestros dos hijos de 2 y 5 años tenía que cambiar.

Santiago subrayó que le aconsejó a su esposo que no lo hiciera, porque pese a sus limitaciones económicas en República Dominicana el que trabaja no pasa hambre, pero no le hizo caso y trató de ir a Puerto Rico para trabajar tres o cuatro años y “juntar un dinerito” para reparar su humilde casa.

Mientras, Minerva Santos, presidenta de la Defensa Civil de Nagua, conjuntamente con miembros de los bomberos, la Policía y la Marina, sobrevuelan la zona tratando de avistar otros cadáveres.

La búsqueda se ha intensificado, debido a que hasta el momento no han rescatado personas con vida.

Pedro Castellano, Fermín Valerio y Margarita Perdomo, sobrevivientes del naufragio, relataron que cuando habían 80 personas montadas en la yola le reclamaron al capitán que había un sobrepeso, pero les respondió que no habría problemas y que todavía faltaban otras 15, las cuales esperaban en un pequeño bote mar adentro.

Según se dijo, entre los viajeros se encontraban personas que no tenían necesidad de hacer la travesía porque llevaban una vida cómoda en el país.

Carmen Rosina Salazar expresó que su hermana Rosaura, de 30 años, no tenía necesidad de hacer esa travesía.

“A mí me han propuesto dos veces que me vaya en yola a Puerto Rico, pero yo le digo que aquí ni siquiera los vagos pasan hambre, porque siempre hay gente que se conduelen de ellos, nadie me hace arriesgar mi vida en el mar”, dijo el vendedor de frutas Carlos Gómez.