Breves de Los Ángeles y California

Más de una semana después de que una feroz tormenta de viento provocara cortes eléctricos en toda la región, Southern California Edison informó ayer que había restaurado la electricidad a los últimos usuarios que estuvieron casi una semana sin servicio.

Las nuevas cifras indicaron que un total de 643,000 hogares y empresas en la región quedaron sin electricidad durante la tormenta ocurrida el 30 de noviembre, donde se registraron vientos cercanos a las 100 millas por hora.

434,000 usuarios de Edison quedaron sin electricidad, mientras que otras empresas de servicios públicos informaron que más de 200,000 de sus usuarios no habían tenido electricidad.

La Comisión de Servicios Públicos del estado afirmó que investigaría la causa de los cortes eléctricos y la cantidad de tiempo que le llevó a Edison responder a las llamadas asociadas con la seguridad. Edison podría enfrentarse a multas y sanciones.

La empresa señaló que cooperaría plenamente con los investigadores, y el presidente de la empresa se disculpó con los usuarios.

En la pelea ocurrida en una cárcel del estado de California participaron 150 presos, el triple de reclusos de lo que se pensaba originalmente, según informaron ayer las autoridades de la penitenciaría.

El aumento de esta cifra fue divulgado mientras los investigadores analizaban la grabación en video de la pelea entre los reclusos un día antes en la Cárcel del Estado de California en Sacramento, señaló el sargento Tony Quinn de la penitenciaría.

“En realidad, un poco más de 150 reclusos tomaron parte en la pelea“, señaló Quinn.

Once presos fueron trasladados a hospitales externos, lo que significa un recluso más de lo informado inicialmente. Todos menos dos recibieron tratamiento y regresaron a la cárcel ubicada a unas 20 millas al este de Sacramento.

Un recluso continúa el hospital recibiendo tratamiento por una herida de bala en la parte interna del muslo. El otro recluso está siendo tratado por lesiones en el rostro, una posible conmoción cerebral y dislocación de hombro.

Dos agentes dispararon un total de siete balas para detener la pelea. Un segundo preso sufrió una lesión en la frente al ser alcanzado por fragmentos de bala, pero fue tratado y regresó a la cárcel.

Varios de los presos trasladados a hospitales externos sufrieron heridas de arma blanca, pero Quinn no pudo determinar la cantidad exacta. Se recuperaron cinco armas fabricadas por los reclusos inmediatamente después de la pelea.

Unos 1,000 reclusos permanecieron encerrados en sus celdas de la penitenciaría, conocida habitualmente como New Folsom.

Catorce personas fueron arrestadas en conexión con una acusación por conspiración de drogas que alega un vínculo entre un grupo del Sur de California y proveedores de cocaína y metanfetamina en México.

Los arrestos tuvieron lugar ayer, cumpliendo con la acusación de 14 cargos recibida de un gran jurado federal el mes pasado, que nombra a 44 personas. Otras cinco personas que figuraban en la acusación ya se encontraban detenidas, y el resto se estaba buscando.

Cada acusado, de ser encontrado culpable, se enfrenta a una condena entre 10 años y cadena perpetua.

Las autoridades afirman que la organización de tráfico de drogas con sede en Whittier trabajaba con proveedores de México para enviar grandes cantidades de cocaína y metanfetamina. La investigación que tuvo una duración de cinco años capturó más de 225 libras de metanfetamina, 400 kilogramos de cocaína y más de 4.6 millones de dólares.

No se supo de inmediato si las personas arrestadas ya habían contratado a un abogado.

La policía informa que seis personas fueron arrestadas mientras los agentes desmantelaban un campamento del movimiento Occupy Santa Cruz.

The Santa Cruz Sentinel informó que los arrestos tuvieron lugar después de que 90 agentes, que lucían indumentaria especial para redadas, ingresaron en el campamento de San Lorenzo Park aproximadamente a las 7:45 a.m. de ayer. Para entonces, la mayoría de los 100 manifestantes anti Wall Street se habían retirado voluntariamente, luego de las reiteradas advertencias.

Unas 20 tiendas de campaña permanecieron en el parque al llegar las autoridades ayer.

El portavoz de la policía, Zach Friend, informó que seis personas detenidas fueron arrestadas bajo sospecha de obstruir o retrasar el trabajo de los agentes.

La policía arrestó a casi dos docenas de manifestantes del movimiento Occupy, supuestamente después de negarse a abandonar el parque municipal durante las primeras horas de ayer.

La policía informó que 21 personas fueron detenidas por violar la orden de no circular por la calle después de las 11 p.m. en la Plaza César Chávez, aunque el grupo señaló que fueron 23 los detenidos. Unas 50 personas permanecieron en el parque después de las 11 p.m. mientras coreaban, “¿De quién es el parque? Es nuestro parque”, informó The Sacramento Bee.