Invierno sigue al rojo encendido

Todavía quedan peloteros de renombre y calidad en mercado de agentes libres
Invierno sigue al rojo encendido
Todos las miradas se dirigen ahora hacia el bate de Prince Fielder.
Foto: AP

Ahora comienza lo bueno. Lo acontecido en las reuniones invernales de Dallas no apagó la “estufa caliente” de la temporada muerta de Grandes Ligas.

¿Con el dominicano Albert Pujols y C.J. Wilson ya firmados? Sí, porque ahora intensifica y se vuelve más competitiva la lucha por los servicios de los agentes libres restantes, sobre todo en el caso del toletero Prince Fielder.

Con el precio ya fijado gracias a Pujols, el representante de Fielder ya puede dirigirse a los equipos que trataron de firmar al quisqueyano, quien al final fichó con los Angels, junto a Wilson.

Fielder encabeza la lista de jugadores que quedan en el mercado. También figuran nombres como Jimmy Rollins y el boricua Carlos Beltrán.

Otros peloteros a la espera de las ofertas incluyen al dominicano Aramis Ramírez, Michael Cuddyer y Josh Willingham.

Además, buscan extender sus carreras el quisqueyano Vladimir Guerrero, Johnny Damon y Raúl Ibáñez.

Aparte de Fielder, entre los inicialistas disponibles están el dominicano Carlos Peña (28 jonrones con Cachorros en el 2011), Casey Kotchman (promedio de .306 con Tampa Bay) y Derrek Lee.

Con Wilson y el también zurdo Mark Buehrle ya firmados, quedan nombres como Roy Oswalt, Edwin Jackson y Hiroki Kuroda en el mercado de los lanzadores. Además, Aaron Cook y el dominicano Bartolo Colón son opciones.

En cuanto a los cerradores, Heath Bell ya es un Marlin y el venezolano Francisco Rodríguez aceptó arbitraje en los Cerveceros.

Eso deja al dominicano Francisco Cordero (37 rescates en el 2011, 194 en las últimas cinco temporadas) y Ryan Madson (32 rescates en el 2011) como las mejores opciones.

En cuanto al panorama general, todos los ojos están sobre Fielder. Desde el 2007, éste último ha dado 200 jonrones, comparado con 195 de Pujols. Además, Fielder tiene 27 años, 4 menos que el dominicano.