Nueva licencia para cocineros

Será obligatorio tenerla y empezará a ser exigida desde el 1 de enero del 2012
Nueva licencia para cocineros
Amador Madera, experimentado cocinero de Tito's Tacos, muestra con orgullo su certificado de Manejador de Comida.
Foto: Ciro Cesar / La Opinion).

Juana Vázquez, al igual que otros 64 empleados del restaurante Tito’s Tacos, en Culver City, ya obtuvo la licencia que la acredita como “manipuladora de alimentos”, que las autoridades de salud pública exigirán a partir del 1 de enero.

Una nueva ley estatal requiere que todos los trabajadores de restaurantes que preparan, cocinan, sirven o guardan comida, tomen un curso de 90 minutos y pasen un examen sobre cuál es la forma más segura de manipular los alimentos, las temperaturas que deben mantenerse y sobre cómo lavarse las manos.

“Este entrenamiento mostró la importancia de saber manejar la comida que preparamos para que nadie se nos enferme”, dijo Vázquez, quien lleva 10 años trabajando en restaurantes y quien es una de las personas que se encarga de preparar la comida en Tito’s Tacos.

Lynn Davidson, dueña del restaurante, dijo que ella contrató a una persona para que les diera el curso a sus empleados y que se aseguró que todos pasen el examen.

Al obtener una calificación mayor del 70%, los empleados obtienen una tarjeta que los certifica como “manipulador de alimentos”.

La ley SB 605 fue aprobada en septiembre del 2010 y entró en efecto el 1 de julio del presente año. Los empleados de los restaurantes son responsables de obtener la tarjeta y de tenerla disponible a partir del 1 de enero del 2012, cuando las autoridades locales comiencen a hacer cumplir la ley. Esta ley afecta a unos 900,000 empleados a nivel estatal.

“Los operadores de los restaurantes están muy ocupados y tienen cientos de leyes que tienen que cumplir sólo para mantener las puertas abiertas”, declaró Jot Condie, presidente y director de la Asociación de Restaurantes de California.

Condie manifestó que aunque la asociación ha ejecutado una campaña agresiva para educar a sus miembros, él teme que muchos aprendan de la forma más difícil y costosa: a través de multas.

La ley requiere que los empleadores mantengan un registro actualizado de los empleados que tienen contacto con la comida y que tengan una copia de la tarjeta. Sin embargo, la ley no requiere que el empleador cubra los costos del entrenamiento y del examen.

“Yo creo que la tarjeta es una buena idea. Es muy importante que los empleados tengan conocimiento sobre cuál es la mejor forma de preparar los alimentos para que la comida no sólo tenga un buen sabor, sino que sea segura para los clientes”, dijo Davidson.

La industria de los restaurantes en California emplea a más de 1.4 millones de personas y produce más de 58,000 millones de dólares en venta y genera más de 4,500 millones en impuestos de venta al estado.

La Asociación Nacional de Restaurante ofrece un programa de entrenamiento que cumple con los requerimientos de la ley. El entrenamiento es interactivo y en español a través de su página web.

El examen puede tomarse las veces que el empleado lo requiera hasta que logre pasarlo sin costo adicional. El programa tiene un costo de $13.50 y se ofrece a través del sitio http://www.foodhandlerusa.com.

Hay ayuda disponible en español llamando al 1-866-901-7778 o al correo electrónico foodhandler@servsafe.com