Insisten en cerrar puertos del oeste

'Indignados' planean acción sin apoyo de sindicato principal

Insisten en cerrar puertos del oeste
En el puerto de Los Ángeles los 'indignados' se manifestarán en una sola terminal.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

OAKLAND, California

Manifestantes de Occupy Wall Street quieren cerrar hoy puertos en toda la Costa Oeste en un intento por entorpecer el funcionamiento de los motores del comercio global.

Pero los organizadores, que en parte presentan esta medida como una muestra de solidaridad con los estibadores, no han recibido el apoyo del poderoso sindicato que representa a miles de trabajadores en los muelles.

La tensión entre el centenario sindicato International Longshore and Warehouse Union (ILWU) y un movimiento de protesta todavía joven ha complicado una ambiciosa medida por parte de los “indignados’ que intentan construir una identidad más grande que sus recientemente desmantelados campamentos de tiendas de campaña. Sin el apoyo de los trabajadores que hacen que los muelles funcionen, los manifestantes se verán forzados a depender únicamente de la cantidad de manifestantes y sus propios medios para bloquear los puertos que se extienden desde San Diego a Alaska.

Los estibadores encabezaron la icónica huelga general de San Francisco en 1934 que terminó con dos huelguistas abatidos por la policía y un contrato más fuerte para los trabajadores de los puertos.

Cualquier acción en nombre de los estibadores también debería ser liderada por los mismos trabajadores, dijo el actual presidente del sindicato.

“El apoyo es una cosa, la organización de grupos externos que intentan cooptar nuestra lucha para lograr avances en una agenda más amplia es algo totalmente distinto”, escribió Robert McEllrath en una carta a sedes locales de ILWU el 6 de diciembre.

El asunto clave para tomar como objetivo los puertos es un antiguo conflicto entre los estibadores y la empresa exportadora de grano EGT en el Puerto de Longview en el río Columbia en Washington. Los manifestantes dicen que las empresas como EGT representan a “Wall Street en los muelles” y creen que las bases de los estibadores apoyan el cierre, sin importar lo que dicen los líderes del sindicato.

Grupos de Occupy en ciudades como Los Ángeles, Oakland, San Diego, Portland, Oregon, Tacoma, Washington, Seattle, Anchorage y Vancouver tienen planes de bloquear sus puertos locales.

Pero según los términos del contrato de ILWU, los estibadores de la Costa Oeste no pueden simplemente abandonar sus puestos en masa para apoyar el cierre, aunque los miembros individuales del sindicato pueden decidir ejercer los derechos establecidos en la Primera Enmienda y no presentarse en el lugar de contratación ese día.

Desde sus raíces en la huelga general de San Francisco, el sindicato ILWU tiene antecentes de establecer posiciones firmes en asuntos de actualidad, desde los derechosciviles a la Guerra de irak y el apartheid eb Sudáfrica. Un miembro del sindicato citó esta tradición al convocar a los mimebros para que apoyen en el cierre.

“No cruzamos las líneas de piquete de la comunidad”, dijo el estibador Clarence Thomas, miembro del Local 10 de Oakland y activista de larga data de la comunidad, en una entrevista publicada en el sitio web del cierre de los puertos. “Cuando la gente comienza a hacerlo, es porque han dado la espalda totalmente a los 10 principios guía de ILWU”, dijo al convocar a los estibadores a respetar cada piquete “como si fuera el propio”.

Los organizadores dicen que los cierres tienen como objetivo destacar lo que consideran como abusos de las empresas ricas que van mucho más allá de Wall Street. También esperan demostrar que los activistas de Occupy pueden lograr una protesta nacional importante, a pesar de que las redadas de la policía desmantelaran sus campamentos.

“Aunque no hay un campamento, continúa habiendo un enorme movimiento”, dijo Barucha Peller, que forma parte del grupo Occupy Oakland que lanzó el bloqueo planificado para hoy y que tuvo éxito para forzar un cierre del Puerto de Oakland en noviembre.

Pero Dan Coffman, presidente del Local 21 de ILWU, que representa a estibadores de Longview, dijo que el movimiento no habla por él y sus trabajadores. Los organizadores del bloqueo han mostrado la presentación de Coffman en una reunión de Occupy Oakland en comunicados de prensa y un video publicado en internet. Coffman dijo que su viaje a California fue principalmente para agradecer a estibadores en ese lugar por enviar el dinero para apoyar sus líneas de piquete en el conflicto con EGT.

“En cuanto al cierre de los puertos, no tenemos ningún tipo de participación, ninguna”, dijo Coffman.

Si de todas maneras los estibadores se presentan a trabajar, los manifestantes de Occupy podrían tener dificultades para detener el comercio, ya que la mayoría de los puertos de la Costa Oeste parecen ser demasiado grandes para bloquearlos completamente.

Oakland podría probar la excepción: con una entrada y salida importantes, los manifestantes ya demostraron el mes pasado que pueden cerrar los centros de transporte marítimo con más actividad del país. El Puerto de Oakland ha presentado anuncios instando a los residentes de la ciudad a no apoyar el cierre, que según las autoridades portuarias desviaría el tráfico a otros puertos y obstaculizaría sus iniciativas para la creación de empleos.

En el Sur de California, los puertos de Los Ángeles y de Long Beach juntos manejan más del doble de tráfico de contenedores que cualquier otro puerto de EEUU. En vez de intentar cerrar todo el complejo en varias millas de línea costera, los manifestantes tendrán como objetivo la terminal de transporte de SSA Marine Inc, que es en parte propiedad de un fondo de inversión administrado por Goldman Sachs.

Los manifestantes acusan a la empresa de explotar a camioneros portuarios al clasificarlos como contratistas independientes en vez de empleados regulares.

El portavoz Bob Watters, portavoz de la empresa, dijo que SSA alquila con opción a compra camiones que cumplen con las estrictas normas de emisión del puerto a conductores que no podrían pagarlos de otra manera.

El apoyo del cierre entre las bases podría no ponerse a prueba en algunas ciudades si surgen protestas importantes. Según los términos del contrato de los estibadores, las autoridades del sindicato dicen que los bloqueos por parte de los manifestantes podrían resultar en la declaración de condiciones inseguras de trabajo, que eximirían a los trabajadores de tener que presentarse a trabajar.

El cierre durante la noche del Puerto de Oakland el 2 de noviembre fue el resultado de ese tipo de declaración.

Si la protesta de hoy atrae o no suficientes participantes como para tener ese tipo de impacto podría depender en cuánto apoyo recibe la medida de bloqueo de otros sindicatos. La marcha de noviembre en el Puerto de Oakland incluyó a fuerte contingente de trabajadores organizados, y la huelga general de ese día fue apoyada públicamente por el sindicato de maestros de Oakland y la sede local del sindicato de empleados de servicios Service Employees International Union (SEIU, en inglés).

SEIU Local 1021 no ha dicho si apoyará la medida de cierre portuario del lunes. Los maestros de Oakland han votado para apoyarlo, dijo Betty Olson-Jones de la Asociación de Educación de Oakland, quien agregó que espera que el movimiento Occupy y grupos organizados de trabajadores puedan encontrar la manera de unir fuerzas en el camino hacia la elección presidencial 2012.

“Ahora comienza el trabajo duro”, dijo.