Entusiasmo es escaso por visita papal

Se vivirá una tensión política por las campañas electorales 2012

Entusiasmo es escaso por visita papal
Los optimistas consideran que la visita del Papa será el mejor momento para traer la paz al país.
Foto: EFE

MÉXICO, D.F.- Seis años de esperar la visita del papa Benedicto XVI desde su nombramiento en marzo de 2005 marcó el ánimo de los mexicanos: lo esperan desangelados para la primavera del próximo año cuando se vivirá una tensión política por las campañas electorales para renovar presidente en 2012, el congreso y gubernaturas.

Los optimistas consideran que será el mejor momento para traer la paz, el mensaje de Dios. “La violencia tiene al país en una situación de intranquilidad y muy compleja y esperamos que el papa sea un aliciente que nos lleve a las urnas por el bien social”, dijo Alfredo Peña, consejero juvenil del Consejo de Analistas Católicos.

Desde otra perspectiva, Roberto Blancarte, analista de temas religiosos del Colegio de México, consideró que Joseph Ratzinger escogió el momento menos oportuno para su visita. “No hagas cosas buenas que parezcan malas”, analizó sobre el uso político que se pueda dar a la segunda visita del papa a tierras latinoamericanas; la primera fue a Brasil, en 2007.

“Los viajes del Papa no se arman de manera azarosa, sin consultar al gobierno del país anfitrión”, detalló.

Los católicos en México suman de manera oficial el 90% de la población y fueron durante el pontificado de Juan Pablo II los más fieles seguidores de la figura papal.

Los devotos consideran que alcanzar la popularidad de su predecesor será un gran reto para Ratzinger, de 84 años.

“No parece tan bueno, pero vamos a esperarlo”, dijo María Dolores Nieto, una ama de casa de 52 años quien asistió a cuatro de las cinco visitas que Juan Pablo II realizó a México entre el 1 de febrero de 1979 y el primero de agosto de 2002.

“Ratzinguer no es tan carismático como Juan Pablo, pero esperamos que la gente no se deje llevar sólo por la apariencia, recordemos que Benedicto XVI era el consejero principal del anterior papa”, opinó Peña.

El papa anunció el 12 de diciembree, en el aniversario 480 de la aparición en el manto del hoy san Juan Diego Cuauhtlatoatzin, que visitará México y Cuba, su primer peregrinaje por tierras de habla hispana.

“Voy a afianzar la convicción de que este es un tiempo precioso para evangelizar con una fe reacia, una esperanza viva y una caridad ardiente”, describió en El Vaticano ante el arzobispo primado de México, Norberto Rivera.

En mayo pasado, el Presidente de México, Felipe Calderón , invitó Benedicto XVI a visitar su país, durante un breve encuentro que sostuvieron en la sacristía de la Basílica de San Pedro.