Nuevos recortes golpean a pobres

Estudiantes, discapacitados, ancianos y familias vulnerables, entre los afectados

Nuevos recortes golpean a pobres
Alumnos de la secundaria magnet Francisco Bravo protestan contra la eliminación del transporte escolar.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

SACRAMENTO.- Debido a que el estado no obtuvo los ingresos esperados en impuestos este año, California enfrenta nuevos y profundos recortes por casi 1,000 millones de dólares.

En ese sentido, las áreas más afectadas serán: escuelas; transporte escolar, que desaparece por completo; universidades; ancianos; personas discapacitadas e incluso los padres de familia que dependen de las guarderías subsidiadas por el estado.

“Hoy los recortes automatizados entran en vigor pero por fortuna no serán los 2,400 millones de dólares sino que serán un poco menos de mil millones”, dijo el gobernador Jerry Brown al confirmar las reducciones al gasto estatal.

No se trata de recortes que se presentaron de manera sorpresiva, sino que fueron planeados y autorizados de manera automatizada por los legisladores y el gobernador cuando aprobaron en junio pasado el presupuesto 2011-2012, al no obtener apoyo republicano para aumentar impuestos. El presupuesto se balanceó entonces asumiendo que llegarían casi 4,000 millones de dólares en nuevos ingresos a las arcas estatales; como no fue así, en enero comienzan los nuevos recortes.

“La economía se recuperó, pero no lo suficiente como para no hacer los recortes automatizados que no son buenos ni es como quisiera que California se manejara; pero tenemos que vivir dentro de nuestras posibilidades”, dijo Brown.

Por encima de los 20,000 millones en recortes que se han hecho a la educación en los últimos años, los nuevos eliminan por completo el transporte escolar en las escuelas al poner fin Brown y los legisladores a su financiamiento por 248 millones de dólares, así como recortes por 79.6 millones más a las escuelas del kínder al grado 12, lo que representará reducir el año escolar medio día más.

“Esto significa que los estudiantes más vulnerables serán afectados: los más pobres, los que tienen necesidades especiales, son quienes no van a tener transportación y van a caminar por vías o vecindarios peligrosos”, opinó Sandra Jackson, portavoz de la Asociación de Maestros de California.

Los sindicatos también reaccionaron a los nuevos recortes: Laphonza Butler, presidenta del sindicato que representa a los empleados que cuidan a los ancianos o personas discapacitadas, dijo que estos recortes son la medicina equivocada para la clase media que se está encogiendo ante una economía estancada. Responsabilizó a los republicanos, a quienes llamó “minoría de legisladores extremistas” por negarse a votar por nuevos ingresos en el presupuesto pasado, lo que forzó al estado a hacer recortes a las escuelas, universidades, familias de trabajadores y ancianos.

El programa de Servicios de Cuidado de Ancianos (IHSS), que paga por el cuidado de 372 mil enfermos y personas discapacitadas, enfrenta un recorte por 101 millones de dólares.

Sin embargo, podrían salvarse si una jueza de Oakland decide el 5 de enero en contra de dichos recortes debido a una demanda interpuesta en contra de estos. De hecho, la misma jueza ordenó pararlos temporalmente hasta en tanto emitiera un fallo final.

Michelle Rousey, defensora de los consumidores de IHSS del condado de Alameda, dijo que si la jueza no detiene esos recortes, muchos ancianos terminarán en los asilos a un costo más alto para el estado.

Las reacciones al nivel político no se hicieron esperar.

El vicepresidente del comité presupuestario de la Asamblea, el asambleísta republicano de Biggs, Jim Nielsen, dijo que los demócratas son los que aprobaron por mayoría los recortes automáticos al gasto, al inflar los nuevos ingresos y para no hacer mayores reducciones en el presupuesto de junio.

El líder demócrata del Senado, Darrell Steinberg, urgió a aprobar una amplia medida en noviembre próximo para aumentar los ingresos y así detener recortes adicionales, y comenzar a reinvertir lo antes posible.

Por su parte, el superintendente de educación pública del estado, Tom Torlakson, expresó a través de un comunicado que era “un día triste para California”, pues “tomar millones de dólares de nuestras escuelas dificultará aún más la vida de los estudiantes de las ya de por sí escuelas sin fondos”.

El gobernador Brown espera que los votantes le aprueben en noviembre su propuesta para aumentar temporalmente por cinco años los impuestos a los que ganan arriba de 250 mil dólares al año; y durante cuatro años, medio centavo el impuesto a las ventas. Con dichos incrementos planea obtener 7 mil millones de dólares para la educación, lo que evitaría de nuevo mayores recortes.

Advirtió que si los votantes no aprueban esta alza temporal de impuestos, habrá todavía más recortes. “O cortamos o aumentamos impuestos; no hay una tercera vía, no hay alternativa”, dijo.

El gobernador Brown dará a conocer su plan presupuestario para el ciclo fiscal 2012-2013 con el monto del déficit actual y muy probablemente nuevos recortes el 10 de enero.