Breves de Los Ángeles y California

La policía busca a un hombre con un arma que según testigos disparó contra el edificio del consulado de China en el centro de Los Ángeles.

Derek Campbell, agente de policía de Los Ángeles, informó que los disparos ocurrieron aproximadamente a las 2:15 p.m. de ayer. No se informó acerca de ninguna lesión.

Campbell dijo que los agentes buscaban ayer por la tarde al hombre, a quien se describió como un asiático de mediana edad.

Al cierre de la edición no había más información disponible de inmediato.

Un hombre de 53 años murió después de ser golpeado y apuñalado por un grupo de hombres en Skid Row en Los Ángeles.

El Departamento de Policía informó que hasta cinco hombres atacaron al hombre, que entró tambaleándose en un mercado de la Calle 6 aproximadamente a las 6:30 p.m. del miércoles.

El teniente Jim Gavin dijo a City News Service que el hombre con heridas mortales colapsó después de decir al empleado de la tienda que llamara al 911. Murió poco después en un hospital.

El nombre de la víctima no se habia divulgado anoche. Tampoco había detenciones.

Un criminal condenado se enfrenta a acusaciones por complicidad en la muerte por disparos de un hombre cerca del ex campamento de Occupy Oakland frente al Municipio.

Ayer se esperaba que Issac McDaniels, de 31 años, compareciera ante el Tribunal Superior del Condado Alameda para formular una declaración sobre su culpabilidad en relación con las acusaciones de complicidad en el homicidio de Kayode Ola Foster, de 25 años.

La policía informó que Foster murió por disparos el 10 de noviembre durante una pelea, posiblemente por alcohol. Había estado en el campamento anti-Wall Street en Oakland durante al menos dos semanas.

Norris Terrell, 21 años, el presunto responsable de los disparos, ha sido acusado de homicidio. Otros tres hombres han sido acusados de agresión con un arma mortal por presuntamente haber golpeado a Foster antes de los disparos.

McDaniels también ha sido acusado por una agresión sexual aparte en Oakland.

Autoridades estatales han suspendido la licencia para vender alcohol a una tienda que suministró alcohol a una conductora que no tenía la edad reglamentaria y que provocó un choque de un autobús Greyhound cerca de Fresno.

El Departamento de Control de Bebidas Alcohólicas suspendió el miércoles la licencia de la tienda A-1 Liquor & Deli de Fresno.

Las autoridades aseguran que el copropietario de la tienda Mohamed Alyafaie vendió dos botellas de vodka a una mujer de 21 años. Pero Sylvia Garay, de 18 años, llevó las botellas hasta el mostrador y estuvo presente durante la venta.

Un informe de la Patrulla de Carreters de California indica como única responsable del choque ocurrido en julio 2010 a Garay. Los investigadores dicen que estaba borracha cuando chocó su camioneta SUV en la Autopista 99, que luego fue chocada por el autobús.

Garay, las dos personas que viajaban en el auto y tres personas en el autobús perdieron la vida.

La suspensión será levantada una vez que el negocio se venda a un nuevo dueño.