El DF es santuario migrante

El gobierno capitalino declara que la Ciudad de México es zona de protección de inmigranates y presenta un reglamento que garantiza atención a salud, visas y bloquea detenciones de policías
El DF es santuario migrante
Un grupo de inmigrantes centroamericanos aguarda en Chiapas a 'La Bestia' en su viaje al norte.
Foto: Notimex

MÉXICO, D.F.- El gobierno del Distrito Federal proclamó ayer a la capital del país como Santuario Migrante, al presentar el reglamento de la Ley de Interculturalidad, Atención a Migrantes y Movilidad Humana (LIAMYMH) que iguala en derechos a los capitalinos con refugiados y transmigrantes.

“Aquí es un santuario para los migrantes, nadie será perseguido por su condición migratoria”, dijo María Rosa Márquez, titular de la Secretaría de Desarrollo Rural y de las Comunidades (Sederec), la encargada de emitir el decreto.

“Qué mejor forma de poner el acento y reivindicar el tema de los migrantes, que dar a conocer el instrumento que permite el ejercicio pleno de derechos de este grupo que no debe ser una carga, ni chivos expiatorios”, agregó.

Bajo la nueva normatividad, los extranjeros tendrán derecho a la salud, la alimentación, a un documento de identificación y hasta solicitar acceso a los 34 programas sociales locales, como seguro de desempleo, atención a madres solteras y discapacitados.

Además, desayunos escolares, libros de texto gratuitos, atención a la salud integral y maltrato infantil, prevención de adicciones, programas alimentarios, consultas médicas asistenciales y programas de orientación y quejas, entre otros servicios.

En la elaboración del reglamento participaron en promedio 40 organizaciones sociales como Sin Fronteras y la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los refugiados.

En representación de esta última, Alejandra Carrillo consideró que “es un avance significativo que da luz a los perseguidos o víctimas de discriminación y xenofobia”.

Según un informe de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), en 2010 se reportó en el país el secuestro de 11,000 migrantes, principalmente centroamericanos.

En algunos estados han sido atacados hasta la muerte como en San Fernando, Tamaulipas, con 72 casos en agosto de 2010.

En casos recientes, el albergue San Juan Diego, en Lechería, Estado de México, fue atacado a pedradas por vecinos que se oponen a su funcionamiento.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que actualmente en la Ciudad de México habitan 74,000 personas nacidas en otro país, cifra que coloca a la entidad en el cuarto lugar a nivel nacional.

En los próximos días el gobierno del Distrito Federal iniciará un padrón para transmigrantes en la capital que denomina “huéspedes” y a quienes otorgará un documento de identificación con fotografía con vigencia de 12 meses.

El registro será personal, gratuito y voluntario. Deberá presentarse una solicitud escrita y una identificación con fotografía de su país o una constancia de identidad de su consulado a la Dirección de Atención a Huéspedes, Migrantes y sus Familias de la Sederec.

Los documentos con los que acredite su residencia pueden ser: recibo de pago de servicios de agua, luz o teléfono, o constancia expedida por un hospital, albergue, institución de asistencia privada o asociación civil confirmando una residencia de al menos 30 días.

Los datos personales contenidos en el padrón de huéspedes se regirán por las disposiciones contenidas en la Ley de Protección de Datos Personales del Distrito Federal y la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública.

Para responder a los requerimientos del reglamento, la Asamblea Legislativa del Distrito Federal prevé un incremento del 60% del presupuesto actual de poco más de 1.5 millones a 3.5 millones de dólares

La diputada Leticia Bonifaz informó que ya se tiene previsto este fondo de atención para los migrantes en el Presupuesto de Egresos 2012 del Distrito Federal.

“Si es así, la Ciudad de México será un ejemplo a nivel nacional e internacional de una ciudad solidaría que los migrantes y refugiados podrán llamar eventualmente hogar”, dijo Carrillo, la representante de Naciones Unidas.