Piden no ser desalojados

Inquilinos de Exposition Park dicen ser desplazados por estudiantes de USC
Sigue a La Opinión en Facebook
Piden no ser desalojados
Vecinos protestan frente a la propiedad de la Avenida Menlo de la que dicen son desalojados injustamente.
Foto: Esmeralda Fabián

Llevan un mes sin electricidad, sin agua, sin gas y están a punto de ser desplazados del único techo que han tenido por años. Por eso es que Willie Hill, Captoria Gray, Bertha García y una docena de personas protestaron ayer frente al 2827 de la avenida Menlo, muy cerca de la Universidad del Sur de California (USC), para evitar que los dueños de la propiedad que rentan los dejen en la calle. Lo que según la organización UNIDAD, ha venido pasando en los últimos 10 años a vecinos del área de Exposition Park, al sur del centro de Los Ángeles.

Los manifestantes, con pancartas y altavoces, gritaban consignas en contra de USC alegando que esa institución educativa compra casas en el área para poder ofrecer vivienda a sus estudiantes. Lo que deja a varios miembros de la comunidad sin la oportunidad de mantener sus hogares.

“Fui desalojada de mi antiguo departamento porque me subieron la renta, y como no la pude pagar me sacaron, para así poderle rentar el departamento a un estudiante de USC”, dijo García, una residente del área por 37 años que pagaba 1,000 dólares por el alquiler de un departamento de una recámara.

“Lo peor es que también a los mismos estudiantes les afecta porque a ellos se los rentan aún más caros”, agregó García.

En la manifestación, también participaron estudiantes de dicha universidad como Connie Ge, una estudiante de Antropología que vive a una calle de donde se realizó la protesta. “Yo no pago para estudiar en una universidad que me da vivienda a costa de desplazar gente vulnerable de sus hogares”, expresó. “Esta gente también merece vivir en esta área y continuar dentro de su comunidad”.

Según Ge, la administración de USC debe tener conocimiento de este asunto. “Si lo tienen, entonces son de alguna manera responsables por lo que pasa”, señaló la estudiante.

David Galaviz, director ejecutivo de relaciones con el gobierno local de USC, confirmó que la universidad tiene conocimiento del problema de los inquilinos, pero negó que la institución adquiriera propiedades particulares, ni que planeara expandirse fuera del territorio que es propiedad de la universidad.

“De ninguna manera USC apoya que la gente sea desplazada de sus hogares. USC no es dueña de esas propiedades, ni las opera, ni planea comprarlas”, dijo Galaviz a La Opinión. “Estamos planeando arreglar el problema de que los dueños de las propiedades prefieran rentar a los estudiantes con un nuevo plan de construcción que daría vivienda a unos 5,200 estudiantes”.

La protesta fue organizada por la organización SAJE (Strategic Actions for a Just Economy) cuya directora, Paulina González, declaró que “estas personas en este punto lo único que exigen es tener el derecho a que se les provea con dinero para reubicarse en otra vivienda”. Subrayó que la oficina del concejal del distrito 8, Bernard Parks, aprobó esa decisión pero el abogado del dueño de la propiedad se niega a entregar ese dinero.

“Esta gente no ha pagado su renta y simplemente tiene que desalojar el inmueble”, dijo el abogado Larry Lewellyn, ante la rabia de los protestantes que le pidieron se fuera del lugar y dejará de amenazar a los inquilinos. Gonzales por su parte, indicó que lo que dijo el abogado eran “solo mentiras”.

“Solo quiero vivir en paz. Tengo cáncer, solo quiero un techo donde vivir tranquilamente”, pidió Gray, entre lágrimas, al abogado.