Menor tasa de entradas

Datos estadísticos van desde el 2006 hasta el tercer trimestre de este año

Menor tasa de entradas
Marcha de civiles y familiares de guatemaltecos protestan contra el racismo y xenofobia que sufren estos en México y EEUU.
Foto: EFE

MÉXICO, D. F. (EFE).- La inmigración de extranjeros en México alcanzó en el tercer trimestre de 2011 su menor nivel registrado desde el año 2006, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Los resultados muestran que por cada 10 mil personas en México, unos 38 cambiaron su lugar de residencia hacia otro país y 21 decidieron inmigrar a territorio mexicano desde el extranjero, “niveles prácticamente iguales a los reportados en el trimestre inmediato anterior”, manifestó la citada dependencia Inegi.

La cifra de inmigración es la menor para un trimestre desde 2006, año en que el Inegi empezó a publicar los datos estadísticos de saldos migratorios.

En 2011, al primer trimestre la inmigración por cada 10 mil personas en México fue de 30.6 extranjeros; al segundo trimestre de 20.9 y al tercero de 20.6.

El servicio estadístico mexicano indicó en un comunicado que al tercer trimestre de 2011, como resultado de esta tendencia en las entradas y salidas internacionales, la pérdida neta de población para el país en su conjunto se mantuvo cercana a 18 personas por cada 10 mil habitantes.

Las tasas de migración internacional, que el Inegi calcula a partir de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), muestran que la mayor proporción de inmigrantes internacionales mayores de 11 años que llegan a México proviene de EEUU.

En efecto, los datos indican que al primer trimestre de 2009 por cada 100 inmigrantes de 12 o más años, cerca de un 64% cambió su residencia a México desde EEUU, mientras que en el mismo trimestre de 2010 el porcentaje se mantuvo sin cambios y en 2011 se redujo a 53%.

El Inegi subrayó que los resultados son todavía “preliminares”, en tanto no cuente con las nuevas proyecciones de población en México, que debe publicar el Consejo Nacional de Población (Conapo).

En los últimos años México ha experimentado una disminución gradual de la población neta que pierde por efecto de la migración internacional, principalmente porque el número de mexicanos que abandona el país ha caído drásticamente.

En 2010, por ejemplo, la pérdida de población fue de apenas 9 personas por cada 10 mil, casi seis veces menor a la registrada en 2006 (53.2 por cada 10 mil).

Según datos del BBVA, grupo bancario que tiene en México un servicio de estudios sobre migración, mientras que en 2006 cerca de 650 mil personas cruzaron hacia Estados Unidos, esa cifra cayó a unos 200 mil el año pasado.

Asimismo, el número de hogares que recibe remesas en México cayó un 27% entre 2006 y 2010, según datos de la última Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares en México.

Los expertos consideran que la crisis económica mundial y las acciones contra los migrantes emprendidas por las autoridades de algunos estados estadounidenses explican, principalmente, la caída en los flujos migratorios entre México y EEUU.