Jon Huntsman, exgobernandor de Utah y exembajador de EEUU en China

En 2007 apoyó la reforma migratoria integral que se discutía en el Congreso y en 2005 había firmado una ley que ofreció permisos de manejo especiales a indocumentados.
Jon Huntsman, exgobernandor de Utah y exembajador de EEUU en China
Foto: AP

Jon Huntsman, 51 años, fue gobernador de Utah y era embajador de Estados Unidos en China para el gobierno de Barack Obama cuando renunció para lanzar su precandidatura presidencial republicana. Es un diplomático de carrera.

Cuando joven, Huntsman quería ser músico y dejó brevemente la secundaria para formar un grupo de rock. Huntsman creció en un mundo privilegiado, su padre era un multimillonario empresario. Hunstman también ha manejado varias empresas familiares.

Sus ideas lo colocan en el lado moderado del Partido Republicano. Se le ha calificado de “tecnócrata, moderado, centro derecha”. Su estilo es lo opuesto de lo estridente y ha sido elogiado por grupos como el Instituto Cato por sus políticas fiscalmente conservadoras.

En cuanto a temas sociales, se opone al aborto y al matrimonio gay, pero apoya las uniones civiles entre personas del mismo sexo. Es abiertamente crítico del sector de su partido que considera el calentamiento global como un fraude y que por razones religiosas niega la teoría de la evolución. Huntsman tiene una postura pragmática en temas como estos.

En inmigración, Huntsman ha demostrado su pragmatismo. En 2007 apoyó la reforma migratoria integral que se discutía en el Congreso y en 2005 había firmado una ley que ofreció permisos de manejo especiales a indocumentados. También apoya, como Rick Perry, gobernador de Texas, que los estudiantes indocumentados paguen tarifa de residente y ha dicho que favorecería un aumento en la inmigración legal permitida.

No obstante, durante la primaria de su partido, no ha enfatizado estas posiciones. Huntsman y su esposa tienen siete hijos y profesan la religión mormona.