Región en alerta por más vientos fuertes

Los Santa Ana soplarán hoy y el viernes; ráfagas de hasta 60 mph
Región en alerta por más vientos fuertes
Árbol caído en el centro de Los Ángeles tras la tormenta del mes pasado. Se espera que vientos de 25 a 40 mph lleguen al sur de California en las primeras horas de hoy.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Se anticipan vientos Santa Ana fuertes y con posibilidad de que causen daños en el Sur de California, aún cuando las pilas de restos de árboles de la tormenta de viento del mes pasado todavía esperan ser levantadas en algunas comunidades.

El Servicio Nacional de Meteorología dijo ayer que vientos de norte a noreste comenzarían a soplar antes del amanecer de hoy y que continuarían durante las primeras horas del viernes mientras un sistema de alta presión se desarrolla sobre la Gran Cuenca.

Los conocidos vientos Santa Ana se forman cuando aire frío y seco que desciende sobre la zona oeste interior sopla hacia California, acelerándose al pasar a través de pasos de montaña y cañones en su carrera hacia la costa.

Los vientos continuos tendrán una velocidad de 25 a 40 mph, con ráfagas de 60 mph, dijeron los meteorólogos. Se esperaban vientos muy fuertes en las cadenas montañosas de la región de Los Ángeles, los condados alejados de la costa hacia el este, y al sur hacia el Condado de San Diego.

El servicio meteorológico dijo que los vientos harán que los viajes sean riesgosos para camiones con plataforma y vehículos altos como las casas rodantes. Los vientos y la baja humedad también aumentarán el peligro de incendios.

Se pronosticaron vientos de temporal para las corrientes de agua sobre la costa, mientras que es posible que ocurran heladas en áreas de la Costa Central y en el Valle San Joaquin, aseguraron los meteorólogos.

Durante una tormenta de viento el 30 de noviembre con ráfagas que se acercaron a las 100 mph se derribaron árboles, cayeron postes de electricidad y de semáforos, casas y automóviles sufrieron daños y casi 650,000 casas y empresas quedaron sin electricidad.

Los mayores daños ocurrieron al este de Los Ángeles, en ciudades al pie de las Montañas San Gabriel. No se informó acerca de lesiones debido a la tormenta en la que volaron restos, pero algunas casas quedaron sin electricidad durante una semana, lo que provocó quejas contra las empresas de servicios públicos.

Southern California Edison, que fue criticada por algunos clientes por no brindar información sobre cuándo se restablecería la electricidad, dijo en un comunicado de prensa que publicaría cualquier información sobre cortes de electricidad sobre la nueva ronda de vientos en Twitter y Facebook, además de su sitio en internet.

El Departamento de Agua y Electricidad de Pasadena, fuertemente golpeado, instó a los residentes a prepararse para futuras emergencias.

La ciudad dijo que las reparaciones temporales hechas después de los vientos del mes pasado serán reemplazadas por arreglos permanentes en los próximos meses. Por razones de seguridad esas tareas pueden provocar cortes de electricidad intermitentes.

En una semana después de la tormenta de viento, se recogieron restos de plantas equivalentes a un año, 18,000 toneladas, según la ciudad.