Breves de espectáculos

El cantante británico George Michael confesó ayer en Londres que sigue “muy débil” por la grave neumonía que le obligó a estar hospitalizado en Viena en el que ha sido “el peor mes” de su vida.

El excantante de Wham!, de 48 años, acaba de regresar al Reino Unido después de estar ingresado desde el 21 de noviembre en un hospital de la capital austriaca aquejado de una neumonía por la que tuvo que cancelar su gira de conciertos.

“Estoy muy débil pero me siento genial”, dijo en rueda de prensa el músico, visiblemente debilitado por la enfermedad y que en un momento dado rompió a llorar, al agradecer la ayuda de los médicos austriacos que, dijo, le salvaron la vida.

“Con mucho ha sido el peor mes de mi vida, pero soy realmente una persona muy afortunada de poder contarlo”, apuntó el cantante, en un mensaje muy emotivo en el que confesó que, durante un par de semanas, se vio cerca de la muerte.

El excantante de Wham! cayó enfermo cuando se encontraba en plena gira, la primera que organiza en los últimos tres años y que había abierto en la República Checa. La gira, llamada Symphonica, tuvo que ser cancelada.

Alrededor de la web