García ganó los Guantes de Plata de Boxeo de Texas

El joven Eduardo García logró ganar el campeonato estatal de boxeo y peleará en los regionales en enero próximo.
García ganó los Guantes de Plata de Boxeo de Texas
Eduardo García, campeón de los Guantes de Plata de Texas.
Foto: Gustavo Rangel

Lo único que ha logrado mantener alejado del gimnasio al joven pugilista Eduardo García fue la muerte de su padre hace dos años.

Pasó un mes para que García pudiera regresar al lugar que su padre Orlando García y él frecuentaban para entrenar.

No fue fácil entrar por las puertas del Eastside Boxing Gym porque desde que Eduardo era niño su papá siempre estuvo a su lado compartiendo la pasión del boxeo.

Un testigo de la relación fuerte que había entre Eduardo y su padre fue el entrenador Juan Moya, que admiraba la dedicación de los García.

“Siempre me llamaba mucho la atención la bonita relación que tenía Eduardo con su papá, el boxeo los unía y ambos daban lo mejor, el papá entrenándolo y Eduardo haciendo un gran esfuerzo para aprender”, dijo Moya.

Cuando regresó Eduardo al gimnasio Moya se encargó de entrenar a Eduardo y la relación entre ellos ha llegado al grado de que el joven boxeador lo considera como un “abuelo”.

Moya ha estado apoyando a Eduardo y la dedicación del joven y esta unión ya está dando buenos resultados.

Eduardo recientemente se convirtió en el campeón estatal de los Guantes de Plata y se calificó al torneo regional que se llevará a cabo en Little Rock Arkansas el próximo enero. Si logra ganar ese torneo avanzará al torneo nacional.

“Siempre pienso en mi papá y siento que está conmigo en todo momento, no voy a abandonar los sueños que teníamos, quiero cumplirlos”, dijo Eduardo.

“Mi manera de hacerle honor a mi padre es haciendo las cosas bien porque quiero que la gente diga con orgullo: ‘ese muchacho es el hijo Orlando García’…”, agregó el boxeador de 15 años.

Eduardo está buscando consagrarse entre los mejores pugilistas jóvenes de la nación porque ya quiere que se le comience a tomar en cuenta como uno de los posibles candidatos para las Olimpiadas de 2016, que se llevarán a cabo en Brasil.

“Mi familia y mi entrenador están sacrificando mucho por mi carrera y no quiero defraudarlos, quiero darles las satisfacciones que merecen. Por eso no dejaré de darlo todo en cada entrenamiento”, concluyó Eduardo.

Gilbert Rentería también participó en los Guantes de Plata pero perdió en la final.