Estrellan a los Jets

Gigantes se llevan el clásico neoyorquino; Leones a playoffs
Estrellan a los Jets
Víctor Cruz, de los Gigantes de Nueva York, salta sobre un defensa de los Jets para anotar touchdown de 99 yardas, en un pasaje del segundo cuarto del juego de ayer.
Foto: AP

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey (AP).- Víctor Cruz marcó ayer dos récords del equipo como receptor y Ahmad Bradshaw anotó dos touchdowns por tierra para que los Gigantes mantuvieran sus posibilidades de entrar a la postemporada al vencer en el clásico neoyorquino por 29-14 a los Jets.

Tras una semana de declaraciones cruzadas entre los equipos, ninguno de los dos tuvo una actuación digna de fanfarronería.

Pero los Gigantes (8-7) hicieron más que los Jets (8-7) y pueden ganar la División Este de la Conferencia Nacional si vencen a los Vaqueros de Dallas la semana próxima.

Las esperanzas de los Jets de ir a los playoffs sufrieron un duro golpe. Necesitarán vencer como visitantes a los Delfines de Miami y esperar otros resultados.

Cruz logró tres atrapadas para un total de 164 yardas. Rompió el récord de Amani Toomer de yardas como receptor en una temporada y el récord de la recepción para touchdown más larga del equipo, en un pase de 99 yardas que puso a los Gigantes arriba en forma definitiva en el segundo cuarto.

En otro juego la jornada sabatina, los Leones de Detroit clasificaron a los playoffs por primera vez desde 1999 luego que Matthew Stafford lanzó tres pases de touchdown en la primera mitad para superar 38-10 a los Cargadores de San Diego.

Detroit (10-5) lleva tres victorias seguidas tras una mala racha y se aseguró un boleto de comodín a la postemporada.

Los Cargadores (7-8) no irán a la postemporada por segundo año consecutivo, luego que habían clasificado cinco veces en seis años. Esto podría costarle el puesto al entrenador Norv Turner.

Los Leones mantuvieron en blanco a San Diego hasta la mitad del tercer cuarto, cuando Philip Rivers lanzó un pase de 11 yardas a Malcom Floyd para dejar el marcador en 24-7. Pero Detroit cerró con fuerza para asegurar la paliza.

En Arlington, Texas, Michael Vick lanzó ayer dos pases de touchdown para llevar a los Águilas de Filadelfia a una victoria por 20-7 sobre los Vaqueros de Dallas que tuvo toda la intensidad de un ensayo de pretemporada.

El partido perdió gran parte de su interés al promediar el primer cuarto, cuando se conoció la victoria de los Gigantes sobre los Jets en el clásico neoyorquino.

Esa victoria eliminó a los Águilas de los playoffs y significó que el campeón de la División Este de la Conferencia Nacional se definirá sí o sí en el partido Dallas-Nueva York de la próxima semana.

Los Vaqueros (8-7) mandaron a descansar a su quarterback Tony Romo tras una serie ofensiva y al running back Felix Jones luego de la segunda.

Vick lanzó un pase de touchdown en su primera marcha y otra poco antes del descanso.

Alex Henery convirtió goles de campo de 43 y 51 yardas para los Eagles (7-8), que estuvieron a 7 segundos de dejar a su rival en blanco.

Dallas anotó en el final con un pase de cuatro yardas de Stephen McGee a Miles Austin.

Al menos 21 exjugadores de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) demandaron a la organización que rige el deporte pasatiempo nacional debido a los efectos de las conmociones cerebrales que dicen sufrieron mientras estaban activos en algún equipo profesional.

La demanda es similar a otra interpuesta esta semana en Atlanta, y es la más reciente de varias que han radicado ex jugadores contra la liga en meses recientes.

La querella fue presentada en Miami a nombre de los exjugadores de los Delfines de Miami, Patrick Surtain, Oronde Gadsen y otros 19 exprofesionales de la NFL.

En la demanda los exjugadores acusan a la liga de omitir u ocultar a propósito evidencia que vincula las conmociones cerebrales con problemas neurológicos a largo plazo.

La NFL niega que las acusaciones sean ciertas, y asegura que la salud de los jugadores de sus equipos es una de sus prioridades.