Breves de espectáculos

El matrimonio de Mel Gibson de tres décadas de duración está oficialmente anulado.

Un juez concluyó el viernes el proceso de divorcio entre el actor y su esposa Robyn, quien estuvo casada con Gibson durante su cúspide actoral y sus recientes escándalos públicos.

El fallo presentado por el juez de la corte superior Mark Juhas mantiene todos los detalles de la separación de la pareja en confidencialidad. Ni Gibson ni su ex esposa, cuyo nombre será cambiado a Robyn Moore, asistieron a la audiencia del viernes.

El acuerdo no indica la fecha oficial de la separación de la pareja. Robyn Moore no incluyó la fecha al solicitar el divorcio en abril de 2009, aunque Gibson dijo que habían vivido separados desde el 2006.

La pareja tuvo siete hijos, pero sólo uno de ellos es menor de edad y deberán arreglar los asuntos de su tutela.

El divorcio de Gibson y su esposa ha sido mucho menos prominente que su batalla por la custodia de la hija que tuvo con la música rusa Oksana Grigorieva, a quien el actor acordó en agosto pagar 750,000 dólares para solucionar la disputa por la tutela de la pequeña.

Robert De Niro volvió a ser padre.

El actor de 68 años y su esposa de 56, Grace Hightower, tuvieron una bebé de siete libras y dos onzas llamada Helen Grace, por medio de una madre subrogada, informó el vocero del actor Stan Rosenfield.

Es el segundo hijo de la pareja. Su hijo Elliot tiene 13 años. No se divulgaron otros detalles sobre el nacimiento de la pequeña.

El actor de Taxi Driver y Meet the Parents tiene otros cuatro hijos, producto de sus relaciones anteriores.

La Miss Universo del 2003 y cantante Amelia Vega se casó en secreto con el jugador de la NBA Al Horford en la República Dominicana, país natal de ambos, dijo ayer un comunicado de Danitez Network.

La pareja se casó la Nochebuena en la residencia del compositor y cantante dominicano Juan Luis Guerra y su esposa Nora Vega, tíos de Amelia.

La noticia no sólo sorprendió al mundo del espectáculo y del deporte, sino al selecto grupo de invitados, que llegaron al lugar pensando que se trataba de una tradicional cena de Navidad, no una boda.