Herramientas están en la mira de los ladrones

LAPD reporta aumento en el robo de equipo de construcción y mecánica

Herramientas están en la mira de los ladrones
Jorge Roberto revisa sus herramientas al salir de un restaurante en Pacoima. Mucho del equipo hurtado es revendido.
Foto: Isaías Alvarado / La Opinión

En menos de un minuto Joel Kelly, un electricista de Eagle Rock, perdió todas las herramientas que guardaba bajo llave en su camioneta y cuyo valor se calcula en 3,000 dólares. Las dos noches siguientes robaron el equipo que estaba dentro del vehículo de su vecino, otro contratista de la construcción.

Ambas camionetas, que se encontraban estacionadas en la cuadra 4800 de la avenida Floristan, en Eagle Rock, fueron blanco de los ladrones a pesar de que en la calle se instaló una cámara de vigilancia, que captó a tres sujetos que saquearon el vehículo de Kelly en 55 segundos y huyeron a bordo de un automóvil Ford Thunderbird de color blanco.

“Vinieron a las 3:30 de la madrugada y manejaron alrededor de mi casa en tres ocasiones, después se estacionaron junto a la camioneta, abrieron las cajas usando una llave maestra y sacaron todas las herramientas”, comentó el contratista a La Opinión.

Los robos ocurrieron entre el 30 de noviembre y el 2 de diciembre. “Hicieron lo mismo en las dos noches siguientes con mi vecino, que también deja la camioneta frente a su casa”, contó Kelly, quien se ha resignado a no volver a ver sus utensilios de trabajo. “Los puedo reemplazar”, dijo.

La Policía de Los Ángeles (LAPD) alerta que recientemete aumentó el robo de equipo y herramientas de la construcción y de mecánica automotriz, principalmente en los barrios del noreste angelino (Eagle Rock, Echo Park, Silver Lake, entre otros) y del Valle de San Fernando.

“En el Valle ha subido un poco, pero en otras áreas de la ciudad se ha incrementado más”, dijo Jorge Villegas, subjefe de la oficina de Operaciones del LAPD en dicho sector. Muchos de los casos, indicó, ocurrieron cuando los vehículos fueron estacionados afuera de negocios.

“Hace tres semanas unos trabajadores de la construcción se estacionaron para ir a comer y cuando regresaron ya no tenían la herramienta”, contó el jefe policiaco, quien piensa que este delito podría tener relación con la crisis económica. “Tenemos a mucha gente sin empleo, que está buscando trabajo o herramientas para hacer el trabajo”, explicó.

Estadísticas de la división Noreste del LAPD, donde se han reportado incidentes de este tipo, exponen que de octubre a diciembre se han registrado más de 630 robos a la propiedad, incluído el saqueo de pertenencias dentro de un vehículo. Casi la misma cantidad se reportó en la comandancia de la corporación en el oeste del Valle de San Fernando, que abarca los barrios de Encino, Tarzana y Reseda, otra zona donde operan los ladrones de equipo de trabajo.

Más allá del territorio de la ciudad también están desapareciendo los instrumentos de los trabajadores de la construcción. Jorge Roberto, cuya especialidad es la colocación de estuco, cuenta que hace poco los rateros entraron a una bodega en Glendale donde su padre guarda la camioneta.

“Nos robaron una taladradora y otras cosas”, manifestó Roberto a la salida de un restaurante de Pacoima, donde dejó sin supervisión el vehículo. “La gente anda robando por la crisis, tal vez las quieren vender para ganar dinero”.

Pero en la calle, afirma, le han respetado los martillos, palas y demás instrumentos que porta en una camioneta de modelo antiguo. “No siempre le ‘echo un ojo’, pero nunca me han quitado nada”, dijo.

Villegas comentó que muchos hurtos podrían estar ocurriendo precisamente porque no se cuida lo que se porta en el coche o las pertenencias se dejan a la vista.

“Alguien tiene que vigilar la camioneta para que no se vayan a llevar la herramienta, especialmente si no está bajo llave”, mencionó el agente.

Para reportar incidentes de este tipo ocurridos en la ciudad de Los Ángeles llame al teléfono 800-222-8477, donde se reciben pistas para prevenir o resolver delitos, o a la línea 877-ASK LAPD.