Más común la gripe que la influenza

Autoridades de salud señalan los beneficios de la vacuna

Después de la muerte ocasionada por influenza de un hombre de unos 30 años, en el Condado de Kern la semana pasada, las autoridades de Salud Pública de California están vigilantes de posibles rebrotes.

El Dr. John Talarico, jefe de la sección de inmunización del Centro de Control de Enfermedades Infecciosas del Departamento de Salud Pública de California, aseguró ayer que aunque la incidencia de la influenza se mantiene baja en este momento, es posible que incremente entre enero y marzo.

“De los exámenes que han salido positivos con influenza hasta la fecha, la influenza tipo A ha sido la más común”, declaró Talarico. La influenza H1N1 es uno de los tipos A que se ha encontrado.

“La actividad de la influenza permanece esporádica en California, sin que haya un condado o una región en donde predomine en este momento”, agregó el experto.

En el Condado de Los Ángeles predominan los incidentes de gripe común, dijo el Dr. David Dassey, director del programa de Control de Enfermedades Comunicables del Departamento de Salud Pública de Los Ángeles.

“Los exámenes de laboratorio confirman que el nivel de actividad de influenza es muy bajo y que lo que domina es la gripe común, así como los diferentes tipos de infecciones respiratorias”, manifestó el Dr. Dassey.

El experto del condado angelino explicó que debido a que el virus de la influenza aún no ha mutado -es frecuente que estos virus muten cada cierto tiempo-, la vacuna en contra de esta enfermedad es altamente efectiva.

“Hemos visto a personas en las salas de emergencia con enfermedades respiratorias, pero para ser sinceros, estas personas no deberían acudir a la sala de emergencias si tienen síntomas de gripe. Estas personas deben acudir a sus doctores primarios o proveedores de salud en sus comunidades”, dijo Dassey.

Tanto las autoridades locales como estatales se mantienen vigilantes sobre un posible incremento de casos de influenza. El director del Departamento de Salud Pública de California, el Dr. Ron Chapman, dijo recientemente que la muerte de un hombre en Kern es un recordatorio de las serias consecuencias de la influenza.

“Yo animo a los californianos a que se vacunen para protegerse a sí mismos y a sus familias”, declaró Chapman.

La vacuna en contra de la influenza es recomendada para todas las personas mayores de seis meses de edad.

Las mujeres embarazadas y las personas con enfermedades crónicas como la diabetes, están aún más propensos a sufrir complicaciones de salud.

Los Centros de Control de Enfermedades y Prevención (CDC) estiman que anualmente mueren entre 3,000 a 49,000 personas a causa de la influenza.

“Aún no es tarde para vacunarse”, acotó el Dr. Dassey.

Las personas sin seguro médico o sin proveedor de cuidados de salud pueden llamar al 211 para encontrar la clínica del condado más cercana.