El voto latino podría ser un sueño inalcanzable

El voto latino podría ser un sueño inalcanzable
Foto: ThinkStock

Washington — El Partido Republicano apuesta por el voto latino en 2012 pero, al oponerse a una reforma migratoria, la mayoría de los aspirantes a la candidatura presidencial en liza debería irse olvidando de lograr ese sueño en noviembre próximo.

El exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, ha dejado en claro que, si gana la presidencia, vetará el “Dream Act” para la legalización de los estudiantes indocumentados.

El sábado pasado, durante un evento en Le Mars (Iowa), Romney afirmó que si sale elegido y el Congreso aprueba el Dream Act durante su mandato, él vetaría esa ley.

De cara a los comicios del próximo 6 de noviembre, esa certeza seguramente le ganará adeptos entre los conservadores, pero de igual manera le restará votos entre los hispanos.

La reforma migratoria no es el tema más acuciante para los hispanos pero sí figura entre sus prioridades. Muchos votantes latinos provienen de familias con diversos estatus migratorios, desde ciudadanos hasta residentes permanentes o indocumentados recién llegados.

También está la percepción de que un ataque contra los indocumentados en realidad es un ataque contra toda la comunidad inmigrante, en particular la de origen hispano.