Buscan a posibles víctimas de doctor

Médico de Kaiser en Montebello ha sido acusado de abuso por paciente
Buscan a posibles víctimas de doctor
El teniente Luis López, de la policía de Montebello, habla con la prensa sobre la acusación en contra del médico.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

El Departamento de Policía de Montebello informó ayer que el Dr. Arturo Vargas, especialista en medicina familiar de Kaiser Permanente en esa ciudad, ha sido acusado de abuso sexual por una de sus pacientes.

El teniente Luis López agregó que la policía busca a otras posibles víctimas, e hizo un llamado para que cualquier paciente de Vargas que piense que haya sido abusada durante alguna cita médica informe a las autoridades.

“No queremos dar detalles sobre las investigaciones, sino simplemente hacer un llamado a quienes tengan información sobre algún posible abuso cometido por este doctor”, dijo López.

Vargas, de 41 años de edad, fue contratado por Kaiser Permanente en 2005 y veía pacientes en el centro médico ubicado en el 1550 Town Center Drive.

La supuesta víctima, de unos 30 años de edad, reportó el incidente en julio. Desde entonces, las autoridades han investigado las alegaciones que desencadenaron en la orden de arresto del pasado miércoles.

La fiscalía del condado presentó cargos formales por dos felonías castigadas por prisión entre dos a diez años, y con multas de hasta 10,000 dólares. Vargas también enfrenta un cargo menor adicional de “explotación sexual por un médico”.

“Si alguna persona ha sido víctima de este mismo tipo de situaciones, queremos que nos llamen. Si alguien se ha quedado callado porque cree que nadie le va a creer, queremos decirle que sí le creemos e investigaremos qué sucedió”, aseveró López dirigiéndose a personas de habla hispana.

Vargas se entregó a la policía el miércoles y salió en libertad después de pagar una fianza de 200,000 dólares.

El abogado defensor de Vargas, Brian Virag, declaró ayer que su cliente quiere librar su nombre de los cargos y está colaborando con la policía.

“El Dr. Vargas está comprometido con proteger su reputación”, aseveró Virag, sin entrar en detalles.

Ayer Kaiser Permanente emitió un comunicado en el que asegura tomar en serio la acusación en contra de Vargas.

“Hemos puesto al doctor en ausencia administrativa, pendiente de cualquier información adicional del proceso legal. Tenemos compasión y simpatía por cualquier paciente que crea que él o ella ha sido tratado inapropiadamente y nosotros investigamos todas las alegaciones sobre tratamiento inapropiado”, lee el documento.

El teniente López le recordó a la población que durante los exámenes médicos, los pacientes tienen derecho a que una tercera persona esté presente en la habitación. “Si alguien se siente incomodo con el examen o procedimiento médico, la persona tiene derecho a irse y suspender el examen o cita médica”, agregó López.