Tsonga ganó en Doha

Vino de abajo y se impuso a Monfils en una serie final netamente francesa

Tsonga besa el trofeo.
Tsonga besa el trofeo.
Foto: AP

DOHA, Qatar (AP). – El francés Jo-Wilfried Tsonga se recuperó ayer tras un mal comienzo para vencer a su compatriota Gael Monfils 7-5, 6-3 en la final del Abierto de Qatar.

Tsonga, número seis del mundo, caía 3-1 en el primer set, pero luego encontró su ritmo y avanzó más a la red para ganar los últimos cuatro games y llevarse la manga.

El ímpetu continuó en el segundo set, cuando Tsonga mantuvo a Monfils a la defensiva con su potente derecha y algunas voleas de drop.

Tsonga le quebró el servicio a Monfils para ponerse 4-2 y ganó el partido cuando su compatriota mandó un revés a la red tras un peloteo largo.

“Al inicio fue un poco difícil, me quebró el servicio muy temprano y fue duro”, dijo Tsonga.

“Pero en mi cabeza todo estaba bien: ‘Okey, estoy abajo un break, voy a seguir jugando mi juego y a hacerlo correr mucho”, agregó.

“Creo que fue una buena solución”, agregó. “Después de eso, él se cansó un poco y jugué mejor que él”.

El octavo título del francés llegó en su tercera contienda final seguida. Las dos anteriores fueron al final del 2011 en el Masters de París y la Copa Masters y en ambas cayó ante Roger Federer.

Esta vez, Tsonga avanzó a la final porque el suizo Federer se retiró de su semifinal por problemas de espalda.

En tanto, Andy Murray contó con Ivan Lendl en su esquina y tiene otra final de la ATP en la mira después de despachar ayer al adolescente australiano Bernard Tomic por 6-3 y 6-2 en las semifinales del Torneo de Brisbane.

El británico, el primer preclasificado, jugará por su vigesimosegundo título de sencillos cuando se enfrente a Alexandr Dolgopolov.

El tenista ucraniano avanzó a una serie final de la ATP en superficie dura por primera vez en su carrera al vencer al segundo preclasificado, el francés Gilles Simon, por parciales de 6-3 y 6-4.