Adiós a los pinos

Los árboles navideños ya son mantillo para los jardineros

Adiós a los pinos
Andrés Pereyra (der.) recibe ayer un pino para reciclar en el centro de acopio del zoológico.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

Desde muy temprano Andrés Pereyra, empleado de la Oficina de Salubridad de Los Ángeles, estuvo ayer a la entrada del estacionamiento del zoológico, recibiendo uno a uno decenas de arbolitos navideños para su reciclaje.

Pereyra recibió algunos de los pinos en el centro de acopio, además de que tuvo que ir a recoger otras coníferas ya resecas a los contenedores de basura en donde la gente los puso de forma errónea.

“Ha sido un trabajo muy agotador estos últimos días”, dijo Pereyra, que llevaba tres días inspeccionando, junto con sus compañeros, cada árbol recibido. Trescientos en promedio por día por empleado.

Antonio Reyes, que vive en un edificio de apartamentos, trajo consigo tres árboles; dos de ellos eran de sus vecinos. “No me gusta ver los pinos en la calle, por eso los recojo y me los traigo”, dijo.

Los pinos que se recibieron ayer más de 21 centros de acopio en todo Los Ángeles, fueron trasladados al Centro Ambiental López Canyon, algunos todavía con luces y adornos.

Estos tuvieron que ser removidos junto con las bases que se cortaron a filo de sierra eléctrica, para ser entonces procesados en un potente molino que reduce a simples astillas las coníferas que hasta hace unos días embellecieron la navidad angelina.

Ese resultado se convierte en mantillo o “mulch”, material natural útil para retener la humedad en granjas, parque y jardines. Este producto también se obsequia a los ciudadanos que lo soliciten (para mayor información puede llamar a Lopez Canyon Environmental Center al 818-834-5122).

Los bomberos recomiendan el desecho de árboles, antes de que se sequen y puedan incendiarse fácilmente. Si alguien todavía necesita desechar su árbol, todavía puede colocarlo libre de adornos y luces, preferentemente cortado en tres pedazos y sin la base en el contenedor para orgánicos.

Puede también dejarlo entero sobre la acera el día que corresponda a la recolección de su basura, pero igualmente, libre de ornamentos.

Dado que los árboles tan secos representan un serio riesgo de incendio, sobre todo con las altas temperaturas que se están presentando en Los Ángeles, el departamento de bomberos aconseja dejar los pinos a desechar en la sombra.

Para mayor información sobre el reciclaje de árboles en la ciudad de Los Ángeles puede comunicarse al 3-1-1.