Estrenos sobre ruedas en Detroit

El Salón del Automóvil de Detroit abre con estrenos de fabricantes de EE.UU.

Estrenos sobre ruedas en Detroit
Derrick Kuzak, vicepresidente de Desarrollo Global de Productos de Ford, presenta el Ford Fusion 2013, en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit. Por lo menos 40 vehículos más hicieron su debut.
Foto: EFE

Detroit (EFE).- El Salón del Automóvil de Detroit, en EE.UU., abrió ayer sus puertas con estrenos de General Motors, Ford y Chrysler, los tres principales fabricantes estadounidenses de vehículos, que buscan reconquistar el mercado perdido frente a europeos y japoneses en los modelos de tamaño medio y compactos.

El aumento de los precios de la gasolina, el compromiso con el medio ambiente y una tecnología cada vez más avanzada y barata ha llevado a que el Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica llegue repleto de novedades con motor mixto de gasolina y eléctrico.

Los alrededor de 2,300 metros cuadrados del primer salón del automóvil del año comenzaron con su espectáculo de luces y sonido en la presentación del nuevo Ford Fusion, comercializado como Mondeo fuera de Estados Unidos, que intentará tomar la delantera a la competencia en el nicho de berlinas asequibles y de bajo consumo.

En el evento de presentación en el conocido como Salón Internacional del Automóvil de Norteamérica (NAIAS) el consejero delegado de Ford, Alan Mulally, recordó que 2012 será un año clave para el futuro de la compañía y que el Fusion será uno de sus productos clave.

La berlina tiene como objetivo ser líder en el segmento de automóviles de tamaño medio que domina el Toyota Camry, uno de los vehículos más vendidos desde mediados de los noventa en Estados Unidos y tercero en el ránking de ventas en 2011, según datos del sector publicados en diciembre.

El Ford Fusion/Mondeo 2013, que saldrá al mercado a finales de este año en EEUU y el año próximo en Europa, se ofrecerá en versiones de gasolina del 1.6 y 2 litros, propulsión híbrida y híbrida plug-in.

En la versión híbrida el nuevo Fusion podrá utilizar el motor eléctrico hasta cerca de los 100 kilómetros hora, mientras que el modelo plug-in tendrá una autonomía de hasta 42 kilómetros por litro.

El diseño, mucho más afilado y deportivo que anteriores Fusion, será la base para un automóvil que quiere ser éxito de ventas en Norteamérica y Europa, pero también en los países emergentes, donde Ford tiene puestas sus esperanzas de expansión, según Mulally.

Otro de los estrenos de ayer para el nicho de vehículos compactos o tamaño medio fue el del Dodge Dart, que ha traído a la marca del grupo Chrysler el sabor del diseño italiano, ahora que la compañía va de la mano de Fiat.

El Dart, que se comercializará en motores de 1.4, 2.0 y 2.4 litros, es un ejemplo de cómo la crisis ha cambiado el gusto de los conductores estadounidenses por autos más pequeños y de menor consumo , al tiempo que han integrado avances tecnológicos. La nueva tecnología del Dodge Dart le permitirá superar las 40 millas por galón de autonomía en autopista, por lo que podrá competir con compactos exitosos como el Chevrolet Cruze o el Hyundai Elantra.