Mueren 14 por ataques en Irak

Asimismo otros 62 peregrinos resultaron heridos, algunos graves

BAGDAD, Irak (EFE).- Al menos 14 peregrinos chiíes murieron ayer y otros 62 resultaron heridos en una nueva serie de ataques contra esta comunidad al sur y al norte de Bagdad, según fuentes policiales.

Las fuentes explicaron que siete fieles chiíes perdieron la vida y otros veinte resultaron heridos por la explosión de un coche-bomba en la zona de Al Shaab, al noreste de Bagdad.

Mientras, el estallido de otro coche-bomba delante de una mezquita chií en el barrio de Al Muasalat, en el suroeste de la capital, causó la muerte de cinco personas y heridas a otras 32.

Las víctimas se preparaban para viajar a la ciudad meridional de Kerbala para celebrar la festividad del “arbaín”, que marca el fin de los 40 días de luto guardados por la muerte del imán Husein, nieto de Mahoma y venerado por el chiísmo.

En otro ataque, un artefacto explosivo estalló al paso de un grupo de fieles chiíes en la zona de Al Mahmudiya, 30 kilómetros al sur de la capital iraquí, cobrándose la vida de dos de los peregrinos y causando heridas a 10.

Por otro lado, anoche 10 fieles chiíes de nacionalidad afgana, resultaron heridos por la explosión de una bomba al paso del vehículo en el que viajaban en la provincia de Babel, 100 kilómetros al sur de Bagdad.

Los atentados contra chiíes se han sucedido en la última semana, después de que el pasado 5 de enero esta comunidad fue el blanco de una ola de atentados que causó la muerte de al menos 59 personas.

Este suceso amplió la brecha entre las poblaciones chií y suní de Irak, inmerso en una grave crisis política desde el pasado diciembre debido a la orden de arresto emitida contra el vicepresidente suní Tarek al Hashemi por su supuesta vinculación con el terrorismo.