Termina motín en prisión de Venezuela

Los agentes policiales habían sido retenidos por algunos reclusos después de una riña que se suscitó en el interior de esa cárcel preventiva
Termina motín en prisión de Venezuela
Un motín en una prisión de Venezuela dejó seis internos muertos y ocho policías retenidos.
Foto: Archivo

Caracas.- Cuatro policías mantenidos como rehenes en una prisión provisional en el estado venezolano de Táchira (suroeste) fueron liberados hoy tras concluir un motín que dejó seis muertos y ocho agentes retenidos, informaron autoridades regionales.

Los reclusos accedieron mediante una negociación a entregar a un segundo grupo de cuatro policías, luego de que liberaran en la noche del lunes a otros cuatro agentes que habían retenido durante un motín que se desató en el cuartel de la Policía del Táchira.

“Luego de una serie de conversaciones, de entrevistas individuales y personales a cada uno de los internos, se ha logrado la liberación de los cuatro agentes policías del estado Táchira que se encontraban retenidos”, dijo a periodistas el comandante de la Segunda División de Infantería, general Héctor Coronado.

El jefe militar señaló que los policías ya fueron evaluados y se “encuentran en perfecto estado tanto físico como sicológico”.

Los agentes policiales habían sido retenidos por algunos reclusos después de una riña que se suscitó en el interior de esa cárcel preventiva y en la que murieron seis internos.

Coronado aseguró que los internos se encuentran en sus celdas, debidamente resguardadas con candados y con las llaves en poder de la Policía.

Indicó que durante las negociaciones que permitieron levantar el motín se logró el decomiso de dos revólveres calibre 38 y 19 cartuchos.

“Todo se encuentra en perfecta normalidad”, sentenció Coronado.

En noviembre pasado, esa prisión fue escenario de otro choque entre reclusos que dejó ocho internos muertos, dos heridos y cuatro policías tomados como rehenes, los cuales fueron dejados en libertad horas después.

En Venezuela el sistema carcelario enfrenta una grave crisis debido al retraso procesal y al hacinamiento en las 34 prisiones del país, que albergan a 44.520 reclusos cuando sus instalaciones tienen capacidad para unos 14.500 presos. EFE