Molina reprende a Baca

Supervisora llama 'basura' a reporte del Sheriff sobre mejoras en cárceles

El Sheriff Lee Baca presentó ayer un reporte ante la Junta de Supervisores sobre los cambios que ha realizado dentro del sistema carcelario que no dejó muy satisfechos a los representantes del condado, especialmente a Gloria Molina.

Las cárceles del condado son administradas y custodiadas por el Departamento del Sheriff, el cual ha estado en la mira de organizaciones defensoras de los derechos civiles que han denunciado una práctica sistematizada de abusos físicos en contra de los reos.

La Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) en el Sur de California ha pedido la renuncia del Sheriff Lee Baca ante las constantes denuncias que reflejan los supuestos abusos en las cárceles.

Debido a ello el fiscal especial Merrick Bobb y la Oficina de Revisión Independiente (OIR), a mediados de octubre hicieron una serie de recomendaciones que incluían la instalación de cámaras para grabar la mayoría de los rincones de dos principales cárceles: Men’s Central y Twin Towers.

También se propuso eliminar el uso de lámparas de mano pesadas que se utilizan como macanas y rotar a los custodios.

Baca presumió que se han adoptado varias de esas recomendaciones para reformar las cárceles y evitar los abusos por parte de los custodios.

Pero a la supervisora Gloria Molina no le pareció que hubiera avances significativos y le reclamó al Sheriff por las fallas que no se han resuelto como parte de esa reforma carcelaria.

Y hasta calificó el reporte del Sheriff Baca como “basura”.

“No creo que usted esté tomando esto muy en serio, estoy muy desilusionada”, le recriminó la Supervisora.

Baca le respondió que por el contrario, él creía que ella no estaba tomando en serio lo que le decía.

Luego de que el Sheriff expuso que a la fecha se habían instalado 214 cámaras y que para finales de enero se adquirirán y estarán instaladas cerca de mil más para esas dos cárceles, los supervisores Don Knabe y Gloria Molina insistieron recriminar a Baca, quien no pudo responder a ciertos cuestionamientos.

Molina preguntó quién revisaba las grabaciones y dónde estaban las grabaciones de los más recientes casos de uso de la fuerza en las cárceles, lo cual no quedó claro en la exposición de Baca.

El Sheriff justificó que algunos cambios no se han llevado a cabo debido a los recortes en el presupuesto, sin embargo muchas de las cámaras de video habían permanecido en cajas por más de un año.

Las cárceles del condado al mando del Sheriff Baca han estado bajo escrutinio desde hace años y actualmente el Departamento de Justicia (DOJ) lleva a cabo una investigación sobre los abusos de reos.

“Sheriff Baca, no por el hecho de que la ACLU o el DOJ no están presentes aquí, no significa que esta Junta no esté preocupada por muchos de los asuntos que están pasando en custodia, porque al final de cuentas nosotros somos los responsables de lo que ahí pase”, le recalcó Molina.