Leigh Steinberg está en bancarrota

Confesó que sus deudas por más de $1.4 millones se deben a su alcoholismo.

Leigh Steinberg está en bancarrota
Leigh Steinberg
Foto: AP Photo / Mark Duncan

SAN DIEGO (AP) – El agente deportivo Leigh Steinberg, quien representó a muchas de las mayores estrellas de la NFL y fue la inspiración para la película “Jerry Maguire”, se ha declarado en bancarrota.

Conocido como el primer súper agente, Steinberg dijo el miércoles que asume la responsabilidad por las deudas de varios millones de dólares.

“Acabo de perder la pista mientras estaba en rehabilitación”, dijo Steinberg a AP. Luchó con el alcohol durante años, pero ha estado sobrio desde 2010.

Sus abogados presentaron la petición de Capítulo 7 la noche del miércoles en la corte federal de bancarrotas en Santa Ana, California

La presentación tuvo lugar semanas después de que un tribunal superior del condado de Orange fue autorizado, pero no emitió una orden de arresto para Steinberg después de que no compareciera ante el tribunal en un caso relacionado con una deuda de $1.4 millones. Steinberg dijo que su abogado acordó cambiar la fecha de la audiencia, le dijo que no se presentara y luego no se volvió a programar.

Documentos de la corte muestran una sentencia que ordenó a Steinberg pagar a Irvine Co. por unas oficinas que arrendó en Newport Beach.

El agente dijo que sus deudas son mayores que los $1.4 millones adeudados a Irvine Co., y que sus abogados todavía están recopilando el total. Dijo que su único activo son algunas acciones.

Steinberg ha representado a estrellas de la NFL como Troy Aikman, Warren Moon, Steve Young y Ben Roethlisberger. Fue la inspiración para el personaje de Tom Cruise en “Jerry Maguire” de 1996.

Steinberg emitió un comunicado poco después de la presentación.

Dijo que retrasó la declaración de quiebra por varios años “a causa de mi obligación moral y legal con las personas que me adelantaron fondos o realizaron servicios de buena fe. Sin embargo, los esfuerzos de recolección constante y agresiva y las iniciativas emprendidas por los acreedores han acosado a mi familia y no me permiten trabajar para poder pagar esas deudas”.

Dijo que sus clientes potenciales desaparecieron cuando se enteraron de sus deudas.

“No es lógico evitar que una persona que debe dinero pueda trabajar en su campo, y se trate de arruinar su reputación, pero eso es lo que ha sucedido”, aseguró. “He vivido con esto durante los últimos años, y es hora de seguir un camino más constructivo”.

Steinberg dijo que tuvo problemas con el alcohol. En los últimos cinco o seis años “empecé a perdre el juicio esporádicamente por períodos cortos y el control de las situaciones no era consistente. Soy responsable de mi adicción, nadie me obligó a beber, y en la revelación de mi lucha contra el alcoholismo, no me justifico ni me disculpo”.