Cambio radical en Cuba

Dirigentes podrían negociar con MLB para cortar de tajo más deserciones

LA HABANA, Cuba (AP).- Cuba aceptó el reto del presidente de la Federación Internacional de Beisbol (IBAF), Ricardo Fraccari, de cambiar de mentalidad y como muestra de su disposición aceptó sentarse a hablar del problema de las deserciones con todas las partes interesadas, incluso MLB.

Las deserciones se han convertido en los últimos años en el talón de Aquiles del beisbol, pues numerosos son los peloteros que escapan de la isla para probar suerte en Estados Unidos siguiendo los pasos de estelares como Orlando “El Duque” Hernández, Kendry Morales o Aroldis Chapman.

“Cuba tiene que cambiar de mentalidad”, expresó Fraccari ayer en una rueda de prensa en la capital de Cuba.

“Creo que solamente llevando estos problemas a la mesa donde todas las partes se sienten a hablar, se puede alcanzar un resultado”, agregó.

“Hasta ahora esto era un diálogo entre sordos … pero tengo que decir con mucha alegría que [ahora] encontré una disponibilidad completa y nueva” de Cuba, señaló Fraccari.

“¿Cuánto tiempo? ¿Cómo alcanzar un resultado? No lo sé, pero yo lo que puedo decir es la disponibilidad nueva de Cuba”, afirmó Fraccari tras entrevistarse con las autoridades del deporte cubano durante su visita de tres días en la llamada Perla de las Antillas.

Con la llegada de Fraccari a la presidencia de la IBAF en el 2009, esta organización comenzó una política de acercamiento con las Grandes Ligas y otras instituciones de beisbol profesional para preparar torneos en conjunto, en todas las divisiones de edad.

No se precisó si las discusiones se harían con vistas al III Clásico Mundial del 2013.

Antonio Castro (hijo de Fidel), vicepresidente de la IBAF, consideró que “la nueva visión de la IBAF” contempla “relaciones con profesionales del mundo entero y no sólo de Grandes Ligas”.