Chivas descarriadas

El proyecto de Fernando Quirarte sufrió su segunda bofetada en el Clausura 2012 al perder 3-1 ante Jaguares y alargó la mala racha del club rojiblanco en el Estadio Víctor Manuel Reyna, donde no gana desde mayo de 2006.

TUXTLA GUTIÉRREZ, México.- Y ya van 6 juegos y se cumplirán 6 años sin victoria de Chivas en esta ciudad.

El proyecto de Fernando Quirarte sufrió su segunda bofetada en el Clausura 2012 al perder 3-1 ante Jaguares y alargó la mala racha del club rojiblanco en el Estadio Víctor Manuel Reyna, donde no gana desde mayo de 2006.

Pero más que la historia lo que importa para Chivas es el presente, un ahora lleno de dudas con un segundo descalabro consecutivo y todavía con la resaca que dejó la eliminación en el Apertura 2011.

Guadalajara estuvo lejos de mostrar una cara competitiva, de juego de conjunto, de cohesión entre líneas que muchas veces sí exhibió en la etapa de José Luis Real.

Como contagiado del viento helado que sopló en la capital chiapaneca, el Rebaño fue frío, con intento de circulación del esférico, pero sin demasiadas variantes, con la esperanza de darle todo el peso de la conducción a Marco Fabián.

Casi cada pase, cada balón, cada intención de ataque se puso sobre los hombros de un Fabián sobrado y presionado a la vez, sin demasiada ayuda de sus compañeros y sin que él tuviera muchas ganas de pedirla.

Por más gritos que pegó el DT Quirarte a Jesús Sánchez para que acompañara más a Érick Torres para que no perdiera su posición, cada integrante del Rebaño jugó como quiso entender el partido, adiós a la labor de conjunto.

Yasser Corona marcó el primero al aprovechar un balón perdido en el área chiva, Héctor Reynoso empató al 53′, en los poco minutos que Guadalajara llegó con claridad, pero vendría el clímax del encuentro.

Porque con un par de movimientos el DT de Jaguares, José Guadalupe Cruz, le ganó el “ajedrez” a Quirarte.

Los ingresos de George Corral y Jorge Rodríguez le devolvieron la estabilidad y el manejo del esférico a los de casa.

Chivas no soportó los contraataques. “Japo” Rodríguez causó el revuelo en la grada al devolver el triunfo al 65′ y Jackson Martínez dio la puntilla con el tercero.

Luego se volvió un concierto de patadas, conato de bronca y expulsiones; Jaguares perdió por roja a Miguel Martínez y Chivas tuvo las de Jorge Enríquez y Reynoso.

Chiapas le volvió a pegar a un Rebaño que no da señales de tener un “pastor” que las controle y que las haga jugar en conjunto.

Si alguien tiene dudas sobre el funcionamiento de Chivas, ese no es Fernando Quirarte.

El DT del Rebaño dijo “vamos a esperar”, “ahí vamos”, “me gustó mi equipo”, “me dieron muestras de apoyo”, al sentir el bombardeo de preguntas tras 2 derrotas en la campaña.

“Después de cómo vi jugar a mi equipo, la verdad tuvo una excelente actitud, las muestras de apoyo que me dieron creo que está muy claro”, expresó Quirarte, quien aseveró que no siente presión, al tener una buena relación con el dueño del club, Jorge Vergara.

“A Jorge lo conozco perfectamente, él me conoce perfectamente, hay una gran apertura, él sabe todo lo que ha pasado, vamos a esperar, pero lo que vi de mi equipo me deja tranquilo”, insistió.

“El Sheriff” agradeció el festejo del gol, pero juzgó que las desatenciones los acabaron en el segundo y tercer tanto de Jaguares porque el primero fue fortuito.

“Conociendo a mi equipo, conociendo el potencial que tiene lo único que pido es que. ahí vamos, esperemos que el próximo partido en nuestra casa podamos hacer un partido perfecto y lograr los primeros 3 puntos”, recalcó.