Fumó, grabó y luego mató

Fumó, grabó  y luego mató
Aide Méndez
Foto: AP

FRESNO, California

.— Los cuatro miembros de una familia involucrados en un aparente asesinato-suicidio en un apartamento de California Central murieron de un solo disparo en la cabeza, según los resultados preliminares de la autopsia dados a conocer ayer martes.

La mujer que disparó a sus dos hijos, al padre de los niños y a un primo antes de suicidarse grabó un video de sí misma en su iPad mientras fumaba metanfetamina antes de los asesinatos, dijeron las autoridades.

El padre de los niños y único sobreviviente, Eduardo López, 33, continuaba ayer hospitalizado en estado grave, dijo Mary Lisa Russell, portavoz de Community Regional Medical Center.

López estaba dentro del apartamento de Fresno peleando con su novia, Aide Méndez, 23, cuando la mujer comenzó el ataque el domingo, dijo la policía.

Cuando la policía llegó encontró a López afuera del complejo de apartamentos Silver Lakes con heridas de arma blanca y disparos, dijo el teniente Mark Salazar, encargado de homicidios del Departamento de Policía de Fresno.

Los funcionarios oyeron un disparo amortiguado dentro del apartamento en el primer piso y encontraron que Méndez se había suicidado y había matado al primo de su novio, Paul Medina, de 27 años, además de a sus dos hijos, Aliyah Echeverría, de 17 meses, e Isaiah Echeverría, de 3 años.

Una niña de 7 años, vecina, que estaba en el apartamento, salió ilesa.

La policía dijo a The Fresno Bee que se encontró a Méndez en el baño, y que los niños estaban en la tina del apartamento.

Las drogas están relacionadas con las muertes, dijo Salazar, pero los investigadores todavía están intentando determinar en qué medida. Es posible que estén involucradas otras drogas además de la metanfetamina, dijo.

El informe de toxicología no estará disponible hasta dentro de varios días, dijo el forense Dr. David Hadden.