Sale del hospital bebé más pequeña

A cinco meses de su nacimiento, la bebita ya puede ir a casa

Sale del hospital bebé más pequeña
La bebé Melinda Star Guido nació pesando apenas 9.5 onzas, lo que la hizo una de los 3 bebes más pequeños del mundo.
Foto: Ciro Cesar / La Opinion).

Ha sido casi un milagro que la tercer bebé más pequeña del mundo, Melinda Star Guido, haya finalmente podido salir del hospital, cinco meses después de su nacimiento cuando solamente llegó a pesar poco más de 9 onzas, casi lo que pesa una lata de refresco.

Los estudios revelan que menos de 1% de los bebés nacidos antes de las 28 semanas de gestación logran sobrevivir. Melinda nació a las 24 semanas de gestación y lo logró.

Ayer por la tarde, ante la alegría de sus padres, doctores, enfermeros y la comunidad del Centro Medico Los Ángeles County USC Medical Center, finalmente Melinda salió envuelta en una cobija rosa, luciendo saludable y como cualquier otro bebe recién nacido. Excepto que en su caso, una docena de cámaras de televisión le rodeaban.

“Estoy tan feliz de poder llevarla a casa. Han sido cinco meses muy difíciles. Aunque mucha gente no creía que sobreviviría, aquí esta mi hija viva, gracias a Dios y a la virgen de Guadalupe a quien tanto nos encomendamos”, fueron las primeras palabras de la feliz madre, Haydee Ibarra, quien tomaba en sus brazos a Melinda con sumo cuidado.

“Fue una época de mucho estres”, compartió con La Opinión el Dr. Rangasamy Ramanathan, jefe de la sección neonatal del centro médico LAC+USC, en el cual permaneció la pequeña Melinda desde agosto 30, cuando nació a través de un parto inducido, ya que su vida corría peligro dentro del vientre de su madre porque había dejado de recibir sangre y oxígeno.

“Para nosotros la bebé se encuentra en un estado normal de un bebé de un mes de edad, aunque tiene cinco. La bebé ya puede comer, pasó el examen de la vista y el examen de MRI demuestra que su cerebro esta desarrollándose normalmente al momento”, explicó el Dr. Ramanathan.

El médico aseguró que el cuidado de Melinda será normal y que su alimentación estará basada en leche de formula y algún medicamento. “Por ahora lleva un tanque de oxígeno. Pero no necesitará de ningún tipo de equipo médico especial en casa”, afirmó el galeno y confirmó que la pequeña estará recibiendo terapia física y re visiones cada tres meses, por los próximos 6 años.

La principal preocupación que el médico expuso en el desarrollo de Melinda fue “el desarrollo de su cerebro y su capacidad de aprendizaje. Puede presentar algún retraso, pero aún no lo sabemos con certeza”, señaló.

La causa de tener que forzar el nacimiento prematuro de Melinda, fue el problema de alta presión que padecía la madre.

El padre de la pequeña, Yovani Guido, quien es un cocinero en un restaurante, lleno de emoción solo pudo describir el desarrollo de su hija como “un milagro”.

La bebé primogénita de la pareja, que ahora pesa y mide cuatro veces más, vivirá en la residencia de la familia en Granada Hills, donde estará al cuidado de su madre y abuelos de ambas partes.