Los Gigantes de plácemes

Manning está de vuelta y listo para jugar mañana ante 49ers
Los Gigantes de plácemes
Eli Manning asegura que está al 100% para la semifinal de mañana.
Foto: AP

EAST RUTHERFORD, Nueva Jersey (AP).- Eli Manning regresó ayer a las prácticas de los Gigantes de Nueva York, luego de ausentarse de una parte de los trabajos del miércoles por un “virus estomacal”.

“Estoy al 100%”, dijo Manning después de entrenar con miras al partido por el título de la Conferencia Nacional contra los 49ers de San Francisco. “Tuve práctica completa, hice todo, hice todas las repeticiones. Me siento bien”, agregó.

Manning se sintió mal la mañana del miércoles. Aun así asistió a las reuniones del equipo y participó en las primeras porciones de la práctica antes de dejar que el quarterback suplente David Carr recibiera los centros.

“Las cosas no iban bien, así que traté de actuar correctamente”, dijo Manning, quien recibió fluidos por vía intravenosa después de dejar la práctica. “Fue una suerte que pasara un miércoles y no el fin de semana”.

Manning envió un mensaje de texto al entrenador Tom Coughlin la noche del miércoles y le dijo que se sentía bien.

“Cuando se presentó a trabajar hoy [ayer], se tomó un buen desayuno y parecía estar bien”, dijo Coughlin. “No está en su mejor momento, pero casi”.

Era improbable que Manning se perdiera el encuentro debido a un virus estomacal. Después de todo, su racha de 128 arranques consecutivos, incluyendo playoffs, es la mejor marca en la NFL. Una lesión en el hombro en el 2007 no le impidió seguir jugando. Tampoco una lesión en el pie dos años después.

Manning fue incluido el miércoles en la lista de lesionados de los Gigantes por primera vez en la temporada, pero le restó importancia a su malestar y a la agitación que creó.

“Cuando llegas a grandes partidos como este, cualquier cosita que surge la gente la saca de proporción. Ahora podemos dejarla atrás y concentrarnos en el partido”, agregó el mariscal de campo estrella de los Gigantes.

Ray Rice jugó ocho partidos de postemporada, pero el más recordado es aquél en que corrió 159 yardas para que los Cuervos de Baltimore vencieran a los Patriotas de Nueva Inglaterra y la historia podría repetirse mañana.

Casi lo único que podría hacer para superar eso es llegar al Súper Bowl, una meta que podría alcanzar si encuentra los espacios para correr mañana en la final de la Conferencia Americana contra los mismos Patriotas.

En su cuarta temporada, Rice se ha convertido en la principal amenaza de Baltimore en ofensiva.

El portabalones de cinco pies, ocho pulgadas comenzó a ocupar ese papel en su segundo año, cuando tuvo la primera de tres temporadas con más de mil yardas por tierra.

Contra los Patriotas en los playoffs de 2009, Rice brindó una actuación magistral desde la primera jugada en que corrió 83 yardas hasta la victoria final por 33-14.

“Si quieres preguntarme si ése fue el mejor recuerdo de mi carrera de la NFL, sí, lo fue”, dijo Rice esta semana.

“Cuando puedes hacer algo tan especial en un partido de playoffs en el estadio del otro equipo, es enorme. Y eso atesoraré por el resto de mi vida”. agregó Rice, que ha terminado en la postemporada cada una de sus cuatro campañas.