39 años de polémica

Fallo Roe v. Wade, que legalizó el aborto en EEUU, tiene defensores y detractores

39 años de polémica
Una ceremonia el sábado en la Catedral de Los Ángeles marca el aniversario de la legalización del aborto en EEUU.
Foto: Jéssica Medrano

Una decisión cambió la vida de Estrella Ebreo.

“Tenía 22 años, me acababa de separar de mi novio, y en ese momento sentía que no podría tener otro hijo. Tenía mucho miedo”, recordó Ebreo, de Palmdale. Ella tenía un hijo de un año y pensaba que no podía mantener un segundo bebé.

“Trabajaba medio tiempo en un McDonald’s. Tenía a mi hijo, el dinero no me alcanzaba y el padre del bebé no me ayudaba. Tener otro hijo me daba miedo, no sabía cómo iba a criarlo o mantenerlo”, narró Ebreo, quien no quiso dar a su bebé en adopción por temor a que cayera en malas manos, y optó por abortar.

El de Ebreo es uno de 50 millones de abortos registrados en los Estados Unidos desde el 22 de enero de 1973, cuando la Corte Suprema emitió el histórico fallo de Roe v. Wade, que dio pleno derecho a las mujeres de interrumpir su embarazo.

A 39 años de Roe v. Wade, el aborto continúa siendo tema de controversia.

Los que apoyan los derechos reproductivos de la mujer citan la postura de la Organización Mundial para la Salud (OMS), que defiende la despenalización del aborto como forma de evitar las muertes de mujeres que se realizan abortos clandestinos. Según la OMS, 220 mujeres mueren por cada 100 mil procedimientos inseguros, principalmente en países pobres, mientras que en Estados Unidos, donde el aborto es legal, únicamente ocurren 0.6 muertes por cada 100 mil procedimientos.

Gran parte de la oposición al aborto legalizado viene de grupos religiosos.

El sábado, la arquidiócesis católica de Los Ángeles marcó la víspera del aniversario con una ceremonia en la Catedral Nuestra Señora de Los Ángeles. Se encendieron 150 velas, una por cada aborto realizado en un día promedio en California.

“Son demasiadas muertes de inocentes”, dijo el arzobispo José Gómez durante una misa. “La muerte de estos pequeños inocentes es el símbolo del drama que se vive en nuestra sociedad”.

Ivón Luna, que participó en la ceremonia religiosa, dijo que la falta de orientación lleva a muchas mujeres a abortar.

“Las muchachas no tienen información, creen que esta es la única solución. Pero hay que enseñarles que tienen otras opciones”, señaló Luna mientras sostenía una de las velas en la Catedral.

Luna trabaja con jóvenes para una iglesia en San Bernardino y aseguró que a diario recibe parejas en busca de ayuda con embarazos no planeados o deseados.

Durante la misa el arzobispo Gómez hizo un llamado a la reflexión sobre el aborto y habló de la importancia de la unidad familiar. Mientras, en las afueras de la iglesia, activistas trataban de recaudar firmas para incluir en la boleta de votación de noviembre una iniciativa de ley que prohiba el aborto en menores de 18 años sin antes notificar a sus padres.

Ebreo aún siente un poco de remordimiento por su aborto, pero piensa que en su momento fue la mejor decisión. Su primer hijo ahora tiene cinco años y ella desea tener más.

“Amo a mi hijo, y cuando me establezca mejor me gustaría tener más hijos, aunque por el momento no puedo”, dijo Ebreo, quien trabaja como mesera en un restaurante.