Demanda $1 millón por estar preso con la misma ropa

Un hispano obeso asegura que estuvo ocho meses en la cárcel usando la franela y pantalón con los que fue arrestado

De ser un prisionero, Elías Díaz ha pasado a ser un demandante. El ex convicto, que pasó ocho meses en la cárcel, ha introducido una demanda federal por $1 millón, por haber pasado todo ese tiempo preso usando la misma ropa con la que fue arrestado.

El hombre de 55 años, y 400 libras de peso, asegura que la Ciudad no le proveyó ropa adecuada de prisionero debió a que no le pudieron conseguir nada que le sirviera. Por ello, fue obligado a usar durante todo el tiempo que estuvo en la cárcel la misma franela y pantalón deportivos que llevaba puesto cuando fue detenido, por lo que se sintió humillado y acosado, y por lo cual ahora necesitará “costosa” terapia para superar el trauma que sufrió.

Según reportó el New York Post, el Departamento de Correccional de la Ciudad no hizo nada para tratar de conseguirle ropa nueva al preso, a pesar de que la cárcel de Rikers Island cuenta con propio sastre. El reo asegura que los oficiales lo amenazaban constantemente con penalizarlo por no llevar la ropa apropiada para la prisión, cuando le correspondía a ellos solucionar la situación.

Como explica en su demanda, a pasar de que amigos trataron de mandarle ropa a la prisión, los paquetes supuestamente fueron devueltos o decomisados. Por ello, el prisionero se vio obligado a lavara en las duchas las única franela y pantalón que tenía.

El hispano fue arrestado en mayo pasado luego que la Policía lo detuvo por portar dos armas. El mecánico ya tenía antecedentes por un intento de robo en 1975.

En la demanda, que fue presentada por él mismo, Díaz asegura que la Ciudad falló en proveerle el “mismo cuidado y protección” que los otros reos. Ahora está pidiendo $1 millón por daños, lo que incluye $500,000 para pagar por un psiquiatra que lo ayude a superar el trauma causado por esta situación.