Revancha en Indianápolis

Patriotas buscarán desquite ante los Gigantes, que los vencieron en 2008

Tom Brady, de los Patriotas, ganó su partido 16 en los playoffs y jugará su quinto Super Bowl.
Tom Brady, de los Patriotas, ganó su partido 16 en los playoffs y jugará su quinto Super Bowl.
Foto: EFE

FOXBOROUGH, Massachusetts (AP/EFE).- Los Patriotas de Nueva Inglaterra derrotaron ayer por 23-20 a los Cuervos de Baltimore, y los Gigantes de Nueva York vencieron a los 49ers de San Francisco, por 20-17, y se volverán a ver las caras en el Super Bowl del próximo 5 de febrero en Indianápolis.

El partido será la revancha de la cuadragésima segunda edición del Super Bowl que ambos equipos disputaron en Glendale, Arizona, el 3 de febrero de 2008, y que ganaron los neoyorquinos por 17-14.

Cuatro años después de que Nueva York sorprendiera al en ese entonces imbatido Nueva Inglaterra en el desierto de Arizona, los Patriotas y los Gigantes se volverán a encontrar en el “Súper Domingo”.

“Sabemos que son un gran equipo”, reconoció el mariscal de campo de los Gigantes, Eli Manning. “Ya los enfrentamos este año, están jugando muy bien. Ahora vamos a celebrar y luego comenzaremos a prepararnos para ir a Indianápolis, donde esperamos dar nuestro mejor juego”.

En el primer partido de la doble jornada de ayer, el mariscal de campo Tom Brady, con anotación de una yarda, dio la ventaja definitiva a los Patriotas en el cuarto período, y el pateador Billy Cundiff, de los Cuervos, falló un gol de campo de 32 yardas con 11 segundos para concluir el juego que habría forzdo el tiempo extra.

Brady, quien ganó su decimosexto partido de fase final para empatar con el legendario Joe Montana, jugará su quinto Super Bowl junto con el entrenador Bill Belichick, que buscará su cuarto título.

Aunque Brady no pudo brillar ante la gran defensa de los Cuervos, al final hizo la jugada decisiva para que los Patriotas (15-3) lograsen el sueño de estar de nuevo en el Super Bowl, el séptimo en su historia.

“Vamos a ir a Indy a tratar de patear algunos traseros dentro de 15 días”, dijo.

El mariscal de campo estelar de los Patriotas, que vuelve al Super Bowl por primera vez desde la temporada del 2007-2008, completó 22 de 36 pases para 239 yardas, no hizo ningún envío de anotación y le interceptaron dos.

Esta vez la defensa de los Patriotas, que había sido debilidad durante la temporada regular, se convirtió en la clave para que pudiesen estar en el próximo Super Bowl, en Indianápolis.

El gran éxito de la defensa de los Patriotas fue controlar al corredor estelar Ray Rice, líder de yardas avanzadas por tierra en la NFL, que se quedó con sólo 67 en 22 acarreos.

El quarterback Joe Flacco ganó el duelo individual a Brady al completar 22 de 36 pases para ganancia de 306 yardas, lanzó dos envíos de anotación y le interceptaron un balón

El pateador escocés Lawrence Tynes anotó un gol de campo en el tiempo extra para darle a los Giants de Nueva York la victoria por 20-17 ante los 49ers de San Francisco y proclamarse campeones de la Conferencia Nacional (NFC).

La victoria permite a los Giants disputar el segundo Super Bowl en las últimas cuatro temporadas cuando se enfrenten el próximo 5 de febrero a los Patrios de Nueva Inglaterra en la cuadragésima edición que se jugará en el Lucas Oil Stadium, de Indianápolis.

Tynes, de 33 años, también hizo el gol de campo ganador en la prórroga de la final de la NFC que disputaron en el 2008 ante los Empacadores de Green Bay, y que también le valió llevar al equipo al Super Bowl.

Los Gigantes jugarán su quinto Super Bowl después de haber ganado tres y se enfrentarán por segunda vez a los Patriots en la lucha por el título.

La jugada decisiva del partido llegó a los 7-10 minutos de la prórroga cuando el linebacker Jacquian Williams le quitó el balón al receptor abierto Kyle Williams en la carrera de retorno de la patada de entrega de los Gigantes y el receptor Devon Thomas recuperó el “fumble” en la posición de gol de campo.

El mariscal de campo de Nueva York, Eli Manning, volvió a tener una gran labor al completar 32 de 58 pases para ganancias de 316 yardas, mandó dos envíos de anotación y no le hicieron ninguna intercepción, lo que le permitió dejar en 82.3 su índice pasador.

El receptor abierto hispano Víctor Cruz fue el objetivo preferido de Manning en el ataque al capturar 10 pases para ganancia de 142 yardas.

Mientras que el receptor abierto Mario Manningham capturó sólo un pase de 17 yardas pero fue lo que permitió a los Gigantes ponerse con la ventaja de 17-14, mientras que el “tight end” Bear Pascoe logró su primer touchdown como profesional al capturar un pase de seis yardas de Manning para el parcial de 7-7.

El mariscal de campo Alex Smith completó 12 de 26 pases para ganancia de 196 yardas, dos fueron de anotación.