Gobierno español asegura que ETA sigue activa

Alegadamente los miembros de la banda “están haciendo movimientos en la clandestinidad”

Lejona (España), 24 de Enero – La banda terrorista ETA mantiene una estructura “en la clandestinidad” y además sigue guardando armamento y explosivos, según dijo hoy el ministro español del Interior, Jorge Fernández Díaz.

El ministro hizo hoy esta afirmación basándose en las informaciones que tienen los responsables de la lucha antiterrorista.

Los máximos responsables de Interior de los Gobiernos central y vasco estudiaron hoy en Leioa (Vizcaya, País Vasco, norte) la situación de ETA desde que anunciara el cese de su actividad terrorista y además rubricaron un acuerdo de colaboración para crear el Centro Memorial para las Víctimas del Terrorismo.

Tras el encuentro, el ministro español explicó ante los medios de comunicación que las informaciones que tienen los responsables de la lucha contra ETA evidencian que los miembros de la banda “están haciendo movimientos en la clandestinidad”.

Por ello, destacó la “contradicción” de que “ETA anuncie el cese de su actividad pero siga activa”.

Consideró que su Ministerio tiene “muy buena información” gracias a la colaboración con Francia y a los servicios de inteligencia españoles que calificó de “magníficos”, y gracias a ellos, el Gobierno “sabe perfectamente cuál es la situación” de la organización en estos momentos.

Fernández Díaz reiteró que la banda terrorista ha pedido en “cuestaciones navideñas” dinero para financiar al colectivo de presos y, “mientras exista ETA, esas peticiones no son respondidas desde la libertad”.

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, instó al Gobierno español a iniciar el acercamiento de presos de ETA y la excarcelación de los reclusos enfermos.

El ministro respondió que “si ETA dejara de existir definitivamente, podrán acogerse a los beneficios penitenciarios que ya existen en el marco de la actual legislación penitenciaria”, porque hasta ahora ha sido la propia organización la que impedía a sus reclusos solicitar ese tipo de medidas.

La banda terrorista ETA anunció el pasado 20 de octubre el “cese definitivo de su actividad armada”, pero no su disolución ni la entrega de las armas en su posesión.

La organización terrorista hizo su anuncio un mes antes de la celebración de las elecciones generales en España (20 de noviembre) y después de declarar un alto el fuego en enero de 2011.

En sus cinco décadas de atentados, ETA ha asesinado a más de 850 personas, ha cometido decenas de secuestros y centenares de extorsiones a empresarios.