Consejos para comprar un televisor inteligente

Consejos para comprar un televisor inteligente
Foto: EFE

Me gustaría que alguien me explicara exactamente qué es lo que quiere decir que un aparato sea considerado inteligente. En el mundo de la tecnología, la palabra inteligente es utilizada y abusada cada vez con más frecuencia. Teléfonos, edificios, aviones, automóviles y hasta termómetros. Si buscas la definición de inteligencia en el diccionario encontrarás: capacidad de entender o comprender, de resolver problemas y habilidad de pensar, entre otras definiciones.

Yo clasifico a los televisores en este momento como el eslabón perdido en el mundo de los equipos electrodomésticos, especialmente cuando hablamos de inteligencia. Las interfaces son todavía primitivas y la verdadera ‘inteligencia’ reside en realidad detrás de las escenas en funciones que no son fácilmente palpables y que son difíciles de identificar en una tienda a la hora de comprar.

Cuando vamos a una tienda a comprar un televisor, los modelos de muestra están encendidos y mostrando un video que fue filmado y diseñado para ser visto en alta definición. Si usas solamente tu percepción, puedes terminar escogiendo el modelo que tiene más brillo o que muestra mejor nivel de contraste y esta puede ser una decisión bastante mala. Estos modelos de muestra son constantemente ajustados o más bien, desajustados, por las personas que se ponen a jugar con ellos y es prácticamente imposible poder hacer una comparación real a simple vista.

El truco del que nadie te habla es que cuando llegas a la casa, la mayoría de la programación que existe en estos momentos todavía está en definición estándar o SD, por lo general 720 x 480 líneas en la pantalla en vez de 1920 x 1080, que es la alta definición. ¿Qué pasa cuando ves este tipo de contenido? Si el televisor no tiene la capacidad de mejorar la calidad de este contenido (upconvert) te la vas a pasar viendo programación que podías haber visto en el televisor más barato y no hubieras notado la diferencia. Para resolver este problema, algunos fabricantes están incluyendo microprocesadores, como en las computadoras, que están diseñados para optimizar la imagen en maneras que no nos imaginamos. Por ejemplo, algunos de los televisores toman en consideración cada uno de los puntitos en la pantalla, llamados píxeles, y son optimizados individualmente para proveer la mejor calidad de imagen posible.

Al escoger un televisor inteligente es importante que consideres funciones como las de poder ver contenido de internet o streaming como videos de YouTube y servicios de música como Pandora o de ver películas, documentales y series de TV como en Netflix o Hulu Plus. Estos servicios son cada vez más populares y poco a poco van a hacer la televisión tradicional (y las compañías de cable) prácticamente obsoletas.

Si quieres considerar funciones avanzadas, algunos modelos ya vienen con Skype y cámaras integradas, para poder hacer conferencias de video desde el mismo televisor. Aunque no lo parezca, la vida útil de un TV es de 10 años así que a la hora de comprarlo trata de que sea lo más avanzado posible y, por qué no, que sea inteligente también.

Ariel Coro / Contacta a Ariel en: tutecnologia.com