Primera ejecución del año en Texas

Rodrigo Hernández secuestró y asesinó a una mujer
Primera ejecución del año en Texas
Rodrigo Hernández, fue ejecutado anoche en El Paso..
Foto: AP

EL PASO, Texas.- El hispano Rodrigo Hernández, condenado por haber secuestrado y asesinado a una mujer de la que abusó sexualmente, fue ejecutado anoche en Texas mediante una inyección letal.

La Corte Suprema de EE.UU. rechazó un recurso de última hora presentado por la defensa de Hernández, que recibió la inyección letal en el penal de Hunstville.

A principios de semana, la Junta de Perdones de Texas negó la petición de clemencia que presentó la defensa, y se negó a conceder la conmutación de la condena así como una suspensión temporal de 30 días.

Hernández fue sentenciado a muerte en 2004, una década después del asesinato de Susan Verstegen, de 38 años, quien fue secuestrada del estacionamiento del almacén en el que trabajaba en San Antonio, Texas, violada y estrangulada.

Durante 8 años las autoridades buscaron al responsable, y en 2002, las autoridades hallaron en una base de datos nacional el ADN que correspondía al del homicida, luego de que Hernández otorgara una muestra genética como condición para que se le otorgara su libertad condicional por un delito no relacionado.

El reo se reunió ayer por la mañana con familiares y amigos y poco antes del medio día fue trasladado de la unidad Polunsky en Livingston, a la Unidad de las Paredes en el penal de Huntsville, donde se encuentra la Cámara de la Muerte, expuso el vocero.

En la lista de testigos de la ejecución se cuentan cuatro amigos del hispano, mientras que en una habitación aledaña estaba el hijo de la víctima.

La de Hernández, de 38 años y originario del condado Zavala en Texas, es la primera ejecución del año en el estado.

El reo sostuvo en todo momento su inocencia y durante el día de ayer estuvo acompañado por un consejero espiritual.

Además de la ejecución de Hernández, el estado tiene programadas hasta abril las inyecciones letales de seis reos más, entre ellos George Rivas, de 41 años, originario de El Paso el 29 de febrero y Jesse Hernández, de 47, de Dallas para el 28 de marzo.

Las estadísticas del TDCJ revelan que a pesar de que Texas es el estado con más ejecuciones al año en la nación, las mismas han disminuido en años recientes y en tanto que en 2009 se ejecutaron a 24 reos, en 2010 fueron 17 y en 2011 solamente 13, entre ellos el mexicano Humberto Leal.

De acuerdo con la agrupación Proyecto de Abolición de la Pena de Muerte, desde 1982 Texas ha ejecutado 477 reos, entre ellos tres mujeres.

Actualmente hay 303 hombres condenados a la pena de muerte en el estado, 89 de ellos hispanos, entre los cuales 13 son mexicanos, dos hondureños, dos salvadoreños, un argentino y un nicaragüense.

Actualmente el gobierno mexicano exige que EE.UU. se apegue al cumplimiento de tratados internacionales, y que revise, en respuesta al “Fallo Avena” emitido en 2004 por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), el caso de 49 mexicanos condenados a la pena de muerte cuyos derechos consulares no fueron respetados.

Alrededor de la web