Zetas son cada vez más poderosos

Los Zetas han logrado extender su territorio en México, como el cártel con más influencia. Una situación que probablemente perdurará en 2012. Algunos de sus integrantes como Julián Zapata, alias "El Piolín", continúan desfilando por las cortes estadounidenses.
Zetas  son cada vez más poderosos
Los cárteles son responsables de la violencia en el país.
Foto: EFE

WASHINGTON, D.C.- Los Zetas han logrado extender su territorio en México, como el cártel con más influencia. Una situación que probablemente perdurará en 2012. Algunos de sus integrantes como Julián Zapata, alias “El Piolín”, continúan desfilando por las cortes estadounidenses.

Un nuevo reporte de la firma de seguridad estadounidense Stratfor, divulgado esta semana, mostró que el cártel ya opera en 17 estados del territorio mexicano, sobrepasando así al cártel de Sinaloa con 16.

El informe anual titulado Cartel Report 2012 concluyó que los niveles de violencia sólo podrían ser reducidos, si un cártel logra dominar a otro; a través de un acuerdo entre rivales o mediante una tregua negociada por el gobierno.

“Una tregua entre Los Zetas y el cártel de Sinaloa no será una tarea fácil, dado el nivel de animosidad y desconfianza que existe entre las dos organizaciones. Es poco probable que esto ocurra, pero esperamos ver más retórica en apoyo a una tregua como forma de reducir la violencia”, dice el documento.

El reporte muestra que la violencia de los cárteles ha cambiado de escenario, disminuyendo en algunas ciudades y empeorando en otras, como Veracruz, Monterrey (Nuevo León), Matamoros (Tamaulipas) y Durango.

Asimismo, el informe enfatiza que cuando se publiquen las últimas cifras oficiales, el balance total de muertos por la acción de los cárteles bordeará los 17 mil.

Respecto a las proyecciones de 2012, Stratfor insiste en que la violencia asociada a la lucha por el control de las rutas de droga, continuará en los niveles vistos hasta ahora, sin importar los resultados de las elecciones presidenciales.

Aunque el reporte no ahonda en la colaboración entre México y Estados Unidos en torno al crimen organizado, las expectativas en torno a esta área en Washington, son ahora, más importantes que nunca.

El asesinato en febrero de 2011 del agente estadounidense, Jaime Zapata, en San Luis Potosí, ha levantado banderas de alerta entre diferentes agencias de seguridad.

Precisamente ayer, el principal acusado, en el caso, El Piolín, se sometió a su segunda audiencia en el caso en la Corte del Distrito de Columbia.

El mexicano se veía decaído, cabizbajo y un poco más delgado. Vestido con el tradicional overol carcelario naranja, fue recibido por cuatro fiscales representando al gobierno, además de un agente. El juez Royce Lamberth estaba presidiendo la audiencia.

Luego de la muerte de Zapata en México, El Piolín fue arrestado por autoridades locales, junto a otros miembros del mismo cártel y extraditado a Estados Unidos. Hasta el momento, él es el único que ha sido encausado en el caso en este país.

El juez Lamberth fue explícito respecto a lo que espera de la cooperación al sur de la frontera. “Si la república de México quiere ser un socio, eso implica que nos den lo que pedimos. El fiscal Michael DiLorenzo dejará eso claro al gobierno mexicano. Podemos enviar al acusado de regreso a su soberanía, si no quieren cooperar”, dijo.

El magistrado dejó entrever que aceptaría la petición de los fiscales, para denominar el caso como complejo. Esto implica que su análisis se puede extender por un tiempo considerable, en lugar de cumplir con los 70 días de regla.

DiLorenzo aclaró que ya han recibido 740 páginas con información, por parte del gobierno de México y que esperan recoger, miles más, lo que requerirá de tiempo para su análisis y traducción, ya que muchas están en español.

El defensor de oficio, Ron Earnest, aseguró a La Opinión, que el acusado se encuentra “desorientado, ya que el sistema de justicia estadounidense no le es familiar”.

Actualmente El Piolín se encuentra recluido en el Centro Correccional del Distrito de Columbia. La próxima audiencia se realizará el 25 de abril.

El caso Zapata acaparó la atención nacional, no sólo porque involucró el asesinato de un agente estadounidense, sino por las repercusiones que despertó. Apenas un día después que el gobierno de México anunciara la detención de El Piolín, diversas agencias de seguridad de Estados Unidos detuvieron a más de 500 integrantes de cárteles mexicanos en el país y decomisaron 10 millones de dólares.