Mujeres sufren la crisis de recortes

Las mujeres de bajos ingresos, madres solteras y sus hijos, son quienes más han sufrido el impacto de la recesión económica y los recortes al presupuesto estatal en California.
Mujeres sufren la crisis de recortes
Una guardería en Los Ángeles. El estado de California recortó $1,500 millones a guarderías y educación preescolar en los últimos 3 años, eliminando servicios para 35,000 niños.
Foto: Ciro Cesar / La Opinión

SACRAMENTO.- Las mujeres de bajos ingresos, madres solteras y sus hijos, son quienes más han sufrido el impacto de la recesión económica y los recortes al presupuesto estatal en California.

El reporte “El Impacto de la Gran Recesión y la Crisis Presupuestal” de la organización California Budget Project y la Fundación de Mujeres de California revelado ayer en una conferencia de prensa, indica que junto al drástico descenso del empleo y la reducción de horas laborales; las madres solteras jefas de familia se enfrentaron a los recortes en programas clave que las preparan para encontrar empleo y dejar atrás el ciclo de pobreza como CalWorks, el cuidado infantil y preescolar subsidiado, Medi-Cal, los servicios de cuidado en el hogar y educación.

“En los últimos cuatro a seis años, hemos escuchado y visto que las mujeres a lo largo y ancho de California han sido desproporcionada y severamente impactadas por la recesión y los incesantes recortes a programas diseñados para ayudar a los pobres y a las familias durante los tiempos difíciles”, dijo Judy Patrick, presidenta de la Fundación de Mujeres de California.

El reporte encontró que desde 2007 hasta 2011, 82% del descenso en la matricula de los colegios comunitarios fue de mujeres.

Entre 2008 y 2012, el estado cortó más de $3,000 millones en el programa de asistencia social para padres desempleados con hijos conocido como CalWorks. Esto equivale a 3,000 dólares por cada uno del 1.1 millón de niños que se benefician del programa.

Asimismo, los legisladores recortaron el financiamiento a las guarderías y educación preescolar subsidiado por $1,500 millones en los últimos tres años, eliminando servicios para decenas de miles de niños: 35,000 este año.

“Estos recortes hacen imposible para las madres mantenerse en sus empleos o solicitar un trabajo”, explicó Patrick.

Una de esas mujeres que está luchando por no volver a vivir en la calle junto a sus tres hijos es Daniela Scali, una madre soltera quien entre lágrimas pidió a los legisladores no seguir recortando el cuidado infantil.

“Tengo dos empleos, estoy próxima a graduarme de la carrera de negocios, pero estoy acabada emocionalmente, viviendo una terrible ansiedad, temiendo irme a la calle con mis hijos porque si recortan el subsidio a la guardería no podré trabajar ni ir a la escuela”, dijo durante una audiencia en el Capitolio Estatal en la que se dio a conocer el reporte.

De 2007 a 2010, la participación de las madres solteras con empleo cayó 10%, el nivel porcentual más bajo en casi 15 años, mientras que la tasa de pobreza brincó de 31.7% a 35.4%.

“Mientras que el empleo ha mejorado para los hombres levemente con la recuperación económica no lo ha sido para las mujeres”, opinó Jean Ross, directora de California Budget Project.

Agregó que entre las mujeres de las minorías los números del reporte son “más que ciertos, por lo que necesitamos que los legisladores busquen ingresos adicionales para que protejan estos programas críticos y así las mujeres pobres que se preparan para tener un empleo y luchan por tener un techo sobre sus cabezas, puedan romper el ciclo de pobreza”.