Vienen 1,000 empleos para El Bronx

Además se anunció que la empresa Fresh Direct invertirá $112 millones en el condado

Vienen 1,000 empleos para El Bronx
Rick Braddock, presidente de Fresh Direct. La compañía anunció que construirá su nueva sede en el barrio de El Bronx.
Foto: AP

Nueva York – El gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, y el alcalde de la Gran Manzana, Michael Bloomberg, anunciaron hoy que la empresa Fresh Direct construirá su nueva sede en el barrio de El Bronx, una inversión valorada en $112 millones que ayudará a crear un millar de nuevos puestos de trabajo.

Fresh Direct, empresa que vende productos frescos a través de internet, invertirá $112 millones para construir su nueva sede y centro de operaciones regional en la zona conocida como Harlem River Rail Yards, en el sur de El Bronx, una inversión que permitirá retener dos mil puestos de trabajo y crear otros mil empleos.

Además, las obras de la nueva sede de la compañía darán trabajo a unas 684 personas en el sector de la construcción y supondrán un impacto económico para la ciudad de $255 millones, según detalló la oficina del alcalde de la Gran Manzana en un comunicado de prensa.

“Un millar de puestos de trabajo nuevos es una gran noticia para El Bronx y un impulso para la economía de nuestra ciudad”, afirmó el alcalde Bloomberg al anunciar la nueva inversión, durante un acto en el que estuvo acompañado también por el presidente de El Bronx, Rubén Díaz, de origen puertorriqueño.

Por su parte, el gobernador Cuomo dijo que la creación de casi mil nuevos empleos supone “un verdadero triunfo para El Bronx” y dijo que se trata de una señal de que las compañías principales de Nueva York ven en el estado un lugar “para comenzar, permanecer, y fortalecer” sus negocios.

Mientras, el presidente de El Bronx dio la bienvenida a Fresh Direct “con los brazos abiertos”, dijo que su inversión es un “gran paso” para la economía de ese condado de mayoría hispana y celebró que “más y más compañías” sigan descubriendo que el Bronx es “un gran lugar” para hacer negocios.

“Con un crecimiento significativo en nuestra base de clientes, tenemos que ampliar nuestras operaciones”, afirmó, por su parte, el presidente ejecutivo de la empresa, Jason Ackerman, quien subrayó que el nuevo centro de operaciones les ayudará a trabajar con mayor eficiencia y seguir su senda de crecimiento y creación de empleos.

Para retener a la empresa en Nueva York, que fue fundada en 1999 y que cuenta en la actualidad con una base de clientes de más de cien mil personas, las autoridades estatales y municipales aprobaron un paquete de incentivos fiscales valorado en unos $100 millones.