Esperan denieguen asilo a periodista

Cónsul de Ecuador en Miami asegura que Emilio Palacio no es un perseguido
Esperan denieguen asilo a periodista
Emilio Palacio llega a la Oficina del Servicio de Ciudadanía e Inmigración en Miami, donde pidió asilo.
Foto: Gastón de Cárdenas / EFE

Miami/EFE – El cónsul de Ecuador en Miami (Florida), Eduardo Rivadeneira, aseguró ayer que el periodista ecuatoriano Emilio Palacio “no es un perseguido político” y consideró que las autoridades estadounidenses no tienen por qué concederle el asilo.

“Tiene todo el derecho a pedir el asilo, pero no creo que Estados Unidos, siendo un país democrático y conocedor de los procedimientos, establezca un caso de asilo político contra una persona que ha desacreditado la imagen del presidente y del país”, afirmó ayer el diplomático.

En su opinión, el exjefe de opinión de El Universo, quien fue condenado a tres años de prisión por calumniar en una columna al presidente ecuatoriano, Rafael Correa, no cumple con los requisitos para recibir asilo en Estados Unidos porque no está perseguido en su país.

“El doctor Palacio puede regresar a su país a defender su caso. No ha habido una persecución como tal”, dijo Rivadeneira. “Es bienvenido de volver a su patria y continuar ejerciendo su rol en el ámbito del periodismo cuando lo desee”.

En una entrevista con Efe, el diplomático lamentó que en el extranjero exista la “imagen de que en Ecuador hay una persecución política a los medios”.

“Animo a toda la prensa a que abran cualquier periódico de Ecuador y vea que todos los días hablan mal del presidente Correa”, afirmó Rivadeneira, quien señaló que ello prueba que en su país “sí hay libertad de expresión”.

En ese sentido, aclaró que “lo que no está permitido por el Gobierno de Ecuador, y por algunos más de Sudamérica, es la calumnia”.

Además, explicó que Correa ha pedido en reiteradas ocasiones a El Universo y a sus responsables que se disculpen públicamente y ha ofrecido retirar la demanda que interpuso contra ellos, pero nunca lo han hecho.

Palacio escribió en un editorial que Correa podría ser acusado de “cometer crímenes contra la humanidad por haber ordenado fuego a discreción” contra un hospital lleno de civiles, “durante su rescate por una unidad de elite armada” en medio de un levantamiento policial el 30 de septiembre de 2010.

Este artículo motivó la querella de Correa contra El Universo, en la que pidió tres años de cárcel para Palacio y los tres máximos responsables del diario, además de una indemnización de 80 millones de dólares.

En dos instancias judiciales previas se condenó a los cuatro a tres años de cárcel y al pago de $40 millones, y el caso está ahora en manos de la nueva Corte Nacional de Justicia.

Palacio se trasladó a Miami en agosto pasado y ayer pidió formalmente que se le conceda asilo porque dice temer ser perseguido en su país por sus “opiniones políticas” y por ser “miembro de un determinado grupo social”, el conformado por los “periodistas independientes en Ecuador”.

El cónsul de ese país en Miami insistió en que en Ecuador hay libertad de prensa y dijo que el error de Palacio fue decir “una mentira”- “Dijo que el presidente ordenó una matanza y lo tenía que haber demostrado. No lo hizo y por eso se le acusa”.