Facilitan el dinero para los negocios

Si no cuentan con SS pero tienen un número ITIN, logran préstamo

Facilitan el dinero para los negocios
Lena Hernandez (en la foto con sus hijos) empezó su negocio de comida, con el préstamo de Financiera Confianza.
Foto: Ciro Cesar / La Opinion

Sin trabas, en poco tiempo, sin importar su estatus migratorio ni el récord de crédito, una institución financiera de desarrollo comunitario (CDFI) está facilitando dinero para los interesados en poner, ampliar o remodelar su propio pequeño negocio.

El financiamiento va de los $1,000 a los $50,000 dólares para quienes deseen invertir ya sea en un puesto de tacos, en una lonchera o en un carrito de hot-dogs, o tal vez para abrir una tienda de abarrotes, una lavandería, una peluquería o establecer su pequeña empresa de jardinería.

También hay dinero disponible para quienes ya tienen su pequeño negocio establecido pero requieren ampliarlo, equiparlo o adquirir materia prima.

Se trata de la organización Opportunity Fund, con sede en San Francisco, que a través de financiamiento público y privado ofrece préstamos a pequeños negocios, en su mayoría de dueños latinos.

En Los Ángeles, Opportunity Fund ha empezado a operar mediante Financiera Confianza para ampliar su cobertura a más de 400 préstamos al año con una tasa de interés del 12%.

David Manzo, propietario de Mirna’s Market en el Swap Meet Alameda, hace seis meses decidió solicitar un préstamo por $6,000 dólares y abastecerse de disfraces para la temporada de ventas de Halloween. “Rápido me lo dieron, no hay trabas, no es enredoso”, comentó.

Debido a la modificación de préstamo de la hipoteca de su casa, el crédito del señor Manzo no está del todo recuperado y por ello el financiamiento bancario era casi imposible.

“Pero con ellos el trámite fue rápido y en una semana me dieron el dinero, además los pagos no son pesados”, mencionó.

Gracias a que cuenta con el servicio de cobro al cliente con tarjeta de crédito o débito, el pago del préstamo se procesa conforme las ventas registradas en la máquina.

Alex Dang, director de desarrollo de negocios de Opportunity Fund, dijo que los préstamos se destinan a pequeñas empresas que tienen dificultades para ser aprobadas por los bancos y que son operadas por sus propios dueños.

“Les ofrecenmos financiamiento para iniciar o crecer su negocio”, mencionó. “Si no cuentan con Seguro Social, pero tienen un número ITIN con el que pueden abrir una cuenta bancaria o con el que pagan sus impuestos, con eso es suficiente para hacer el préstamo”.

Para ser aprobado, explicó Dang, se analiza la forma en que está operando el negocio y se determina la cantidad que más le sea cómoda de pago.

“No queremos hacer préstamos para perjudicar a la gente, sino para ayudarlos”, mencionó. “La diferencia con los bancos es que trabajamos mano a mano y de manera directa con los pequeños empresarios”.

Lena Hernández, propietaria de Polo’s Manufacturing, también fue una de las beneficiadas con este tipo de préstamos para equipar su empresa de fabricación de loncheras y carritos de hot-dogs.

Sus clientes también son financiados para la adquisición de esos restaurantes móviles.

“En esta época de recesión nosotros hemos más volumen de ventas y de interés de la gente para iniciar un negocio”, comentó la señora Hernández.

Y es que de acuerdo con Marco Lucioni, director de Financiera Confianza, el tener un negocio propio, ya sea una lonchera, un puesto de Swap Meet o una compañía de jardinería; ha resultado en estos tiempos una excelente manera de mantener a la familia.

“Para obtener un préstamo se tiene que dirigir a nosotros y nosotros les ayudamos con el plan de negocio”, indicó Lucioni.