Acusa DEA a un político

El exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington (1999-2004) presuntamente recibió "millones de dólares" del Cártel del Golfo y de los Zetas que posteriormente lavó en México y Estados Unidos según la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA).
Acusa DEA a un político
El exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington.
Foto: EFE

MÉXICO, D.F.- El exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington (1999-2004) presuntamente recibió “millones de dólares” del Cártel del Golfo y de los Zetas que posteriormente lavó en México y Estados Unidos según la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA).

El mandatario estatal también es señalado por su supuesta participación en el asesinato de Rodolfo Torre Cantú, candidato a la gubernatura de la entidad fronteriza del norte del país por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), el 28 de junio de 2010.

La DEA presentó las acusaciones ante una corte de Texas después de obtener confesiones de cuatro testigos que relacionan a Yarrington con el crimen organizado, divulgó el diario capitalino Reforma.

En México, el presidente de la Comisión de Seguridad en el Senado, Felipe González, lamentó “la mala fe” de la DEA para divulgar información que aún no ha sido procesada para llevar hasta las últimas consecuencias la investigación.

“A veces divulgar hechos sin confirmar genera confusión y pone en alerta a los involucrados”, dijo en entrevista telefónica el legislador del Partido Acción Nacional (PAN). “También provoca que al implicado se tome en la opinión pública como un delincuente consumado cuando sólo se es sujeto de proceso”.

Con todo, el senador opinó que el narcotráfico en México no será controlado en tanto no se reduzca el número de políticos involucrados, pero “todo bajo la ley”.

Por la información dada a conocer sobre el caso del exgobernador de Tamaulipas se sabe que el pasado miércoles fue detenido Antonio Peña Arguelles en Stone Oak, San Antonio, por cargos de lavado de dinero.

Arguelles habría sido contactado por los cárteles mencionados porque tenía un rancho en San Antonio por donde presuntamente cruzaban la droga. Con el tiempo, la relación se solidificó hasta que supuestaamente se convirtió en enlace entre Yarrington y los sicarios Miguel Treviño Morales “Z 40” y Hediberto Lozcano.

La DEA difundió también los testimonios de cuatro testigos protegidos que resumen en declaraciones separadas la relación: Peña recibía dólares de Osiel Cárdenas, líder del cártel del Golfo, para que así se ganara la simpatía de Yarrington desde 1998 cuando aún era aspirante.

Ya en el gobierno, Yarrington y Peña se verían frecuentemente en Nuevo Laredo y Estados Unidos -donde el ex gobernador presumiblemente rentaba una casa- donde incluso se dice discutían abiertamente sobre dinero puesto que Peña se encargaba de “limpiar” en ambos países las supuestas finanzas ilícitas del ex gobernador.

Peña se encontraba en Texas desde octubre, según la DEA, porque se escondía de Z40 que presuntamente lo buscaba porque se alegadamente robó cinco millones de dólares.

En Tamaulipas, el opositor Partido de la Revolución Democrática (PRD) lamentó que el gobernante sea investigado hasta ahora.

“Los cobros de cuota, los secuestros y las matanzas a menor escala comenzaron justamente en el periodo de Yarrington”, recordó Jorge Valdés, presidente de la organización política en el estado. “Se sabía que algo estaba pasado”.

A finales de enero pasado, la Procuraduría General de la República divulgó que sostiene una averiguación previa en contra de los últimos tres gobernantes de Tamaulipas: Manuel Cavazos Lerma, Tomás Yarrington Ruvalcaba y Eugenio Hernández Flores. Todos del PRI.