Exdesamparado da de comer a estudiantes de UCF

Frank Mckinney es millonario, pero no siempre
Exdesamparado da de comer a estudiantes de UCF
Frank Mckinney habla con estudiantes fuera del Knights Pantry de la UCF.
Foto: Migdalia Fernández / La Prensa

Orlando – El exitoso empresario de bienes raíces, Frank Mckinney, ha dedicado los últimos 21 días a una gira cuya misión es ayudar a combatir el hambre en Estados Unidos. Dentro de este tour, hizo una parada especial en la Universidad de la Florida Central (UCF) para ayudar a los estudiantes con hambre.

Luego de quedar en las calles a los 18 años y comer de los basureros, McKinney, originario de Delray Beach, estudió y se convirtió en un millonario de bienes raíces. Es agradecido por su éxito financiero, así que comenta que “hay que compartir lo que bien recibimos”.

Desde el 2003 se ha dedicado a ayudar a los demás. Después de ayudar a las familias en Haití con su fundación, McKinney vio las estadísticas de la pobreza en Estados Unidos y decidió hacer un tour de 21 días en donde visitaría unas 15 ciudades. En cada parada de su gira por la costa este -incluyendo a las ciudades de Ft. Lauderdale, Jacksonville y Nueva York, entre otras-, Mckinney dejaba su granito de arena en los hospicios de los desamparados.

Su camioneta paraba en los albergues y él se quedaba a dormir en la calle mientras daba la oportunidad a un desamparado de tener una noche de hotel o de dormir en la camioneta con todas las comodidades. Sin embargo, a su gira por 15 ciudades se le añadió una parada especial: Orlando. Esta ciudad se escogió no por la cantidad de gente sin hogar, más bien según él, por la cantidad de estudiantes con hambre.

Mckinney decidió hacer una parada en la UCF para ayudar a una organización no-oficial que se dedica a darle de comer a los estudiantes de dicha universidad. Knights Pantry, fundado en 2009 para atender las necesidades de estudiantes con familias en aprietos, es dirigida y administrada por estudiantes de la UCF, donde con solo enseñar el carné de estudiante se puede escoger hasta un máximo de 5 libras de comida enlatada por día.

“Es increíble cómo estos estudiantes a veces sólo tienen una lata de melocotones en el estómago para estudiar en todo el día y aún así no dejan la escuela. Me identifico con ellos, por eso decidí hacer esta parada particular”, comentó Mckinney, quien asegura que el almacén de comida es una manera de mantener a los jóvenes estudiando, ya que con hambre “muchos de ellos podrían no terminar sus estudios”.

Su parada en la UCF no fue anunciada públicamente, ya que el protocolo universitario es estricto con las organizaciones no oficiales. Sin embargo, a su presencia llegaron unos 100 estudiantes que reciben ayuda del Knights Pantry.

La fundación de Mckinney entregó un cheque por $3,000 y además llevó cientos de tarjetas de regalo para comprar comida. “La necesidad de estos estudiantes es tan grande que entramos a mi ‘tour bus’ y regalé al pantry toda la comida almacenada que tenía para mí y para mi equipo de trabajo”, concluyó Mckinney.

Concluida su gira de 21 días, Mckinney aun no está satisfecho y considera comenzar nuevamente un tour que ayudará a otras ciudades. Vídeos conmovedores de las visitas durante este tour pueden verse en la página web http://www.survivaltotrivaltour.com