Un San Valentín con sabor agridulce

Muchas parejas eligen el día para casarse; no todas pueden hacerlo

Un San Valentín con sabor agridulce
Maja Roble (segunda de la der.) y Lori Campbell celebran su compromiso con un pastel, frente al registro civil del Este de Los Ángeles. A la izq. de ellas, la abogada Gloria Allred.
Foto: J. Emilio Flores

Ya sea por tratarse del Día de los Enamorados o para no olvidarse la fecha del aniversario, cada año, cientos de parejas en todo el país eligen el día de San Valentín para casarse.

La oficina del registro civil de Van Nuys, que normalmente oficia casamientos sólo los días viernes, agregó el día de ayer, por tratarse de la romántica fecha. Sidney Keating, empleado del registro civil de Van Nuys dijo que ayer se casaron 42 parejas, 12 más del promedio que se casa cada viernes.

“El día de San Valentín siempre fue mi favorito”, dijo Carolina Lozoya, que estaba esperando en línea junto a su futuro marido y sus dos hijos. “Aunque pensé que habría más gente. Nosotros llamamos un tiempo atrás para confirmar que podríamos casarnos en este día porque pensamos que estaría lleno, pero nos dijeron que no hacía falta reservar, que solo viniéramos”.

Sin embargo, el Día de San Valentín no fue feliz para todos los enamorados que quisieron casarse. Por segundo año consecutivo, Nowlin Halton y su pareja Michael Mc Keon, y Lori Campbell y su pareja Maja Roble, se presentaron al registro civil del Este de Los Angeles para pedir su licencia, y por segunda vez, se les fue negada por tratarse de parejas homosexuales.

El matrimonio entre personas del mismo sexo sólo está permitido en siete estados y en el Distrito de Columbia. La semana pasada la Corte de Apelaciones del Noveno Distrito de California declaró inconstitucional la Proposición 8, que prohíbe el matrimonio entre personas del mismo sexo. Pero a pesar de esto, las dos parejas no pudieron casarse.

Según Jane Wishon, miembro de la junta de directores de Marriage Equality USA (Igualdad de matrimonio USA), esa prohibición les quita a las parejas del mismo sexo 1,138 derechos federales, como el derecho a la herencia, al seguro social y a visitas al hospital, entre muchas otras.

“Estamos tristes”, confesó Maja Roble, una de las novias a quien le fue negada la licencia matrimonial. “Incluso luego de la decisión de la corte, no nos dejaron casarnos”.

Las dos parejas sabían que les negarían la licencia, pero el acto fue organizado de manera simbólica para crear conciencia de la desigualdad de derechos. Luego de que les fuera negada la licencia, afuera del registro civil, un pastor ofició una ceremonia de compromiso y las dos parejas compartieron un pastel.

“Para algunos es tradición ir a cenar para el Día de San Valentín, con Maja decidimos que nuestra tradición sería venir cada año [al registro civil], hasta que finalmente nos dejen casarnos”, dijo Lori Campbell. Las dos mujeres son pareja hace más de cinco años y comparten cuatro hijos “que ya quieren vernos casadas”.

Nowlin Haltom y Michael Mc Keon, que llevan 14 años como pareja, compartían la tristeza.

“Yo soy un veterano, pero no puedo compartir mis beneficios con mi pareja”, señaló Haltom.

“Es hora de que las cortes federales reconozcan que todos los adultos tienen derecho a casarse con la persona que elijan”, señaló Gloria Allred, la célebre abogada. “Por eso es importante que estemos aquí hoy y cada año, para demostrar que no nos daremos por vencidos hasta que las parejas del mismo género obtengan igualdad de matrimonio”, agregó.