Intentará cruzar el Atlántico a remo por cuarta vez

El neoyorquino Victor Mooney busca recaudar fondos en la lucha contra el sida

Miami, EE.UU..- El neoyorquino Victor Mooney anunció hoy en Miami (EE.UU.) que a finales de año volverá a intentar cruzar el Atlántico en una pequeña embarcación a remo, pero esta vez zarpará desde las Islas Canarias (España) con destino a Nueva York, haciendo escala en Cuba.

Esta será la cuarta vez que Mooney, de 45 años, intenta cruzar de nuevo el Atlántico con el objetivo humanitario de recaudar fondos en la lucha contra el sida, aunque hasta el momento todos sus intentos se han visto frustrados.

El próximo 1 de diciembre “partiremos desde las Islas Canarias e iremos rumbo a Nueva York”, pero antes, explicó a Efe, “pararemos en las islas Vírgenes, Cuba y Miami, donde “ofreceré pruebas voluntarias del sida”.

Comentó que la ruta trazada que llega a aguas del Caribe la recorrerá en una embarcación que en estos momentos se está construyendo en Brasil.

El estadounidense no ha logrado en sus tres intentos anteriores culminar con éxito la hazaña de cruzar el Atlántico en una embarcación a remo, pero esta vez está convencido de que sí conseguirá cumplir su sueño.

La última vez que lo intentó fue el 26 de febrero de 2011, cuando su embarcación zarpó del continente africano con destino a Estados Unidos; pero poco después de zarpar, naufragó y tuvo que pasar dos semanas en una balsa a la deriva hasta que fue rescatado por un barco que se dirigía a Sao Paolo.

“Mi barco se hundió en las costas de África y estuve durante dos semanas en esta pequeña balsa, en medio del Océano Atlántico, hasta que un barco me rescató y me llevó hasta Brasil” recordó Mooney en la entrevista con Efe.

El estadounidense mantiene que se salvó gracias a la bendición que le impuso el papa Juan Pablo II en 2004, con motivo de una peregrinación que realizó a Roma.

“Fui bendecido por el Papa por mi misión en el Océano Atlántico. Recé al Santo Padre mientras estuve en la balsa y esperé por su salvación, y puedo vivir gracias a ello”, evocó Mooney.

Mooney expuso su proyecto solidario para seguir recaudando fondos para combatir este virus y expresó la necesidad de un mayor número de donaciones, “porque mi barco -dijo- está en Sao Paulo (Brasil) y necesitamos recolectar 7.000 dólares para el viaje”, explicó.

De hecho, la embarcación se está construyendo por completo en Brasil con el propósito de que pueda llevar a cabo la travesía en las mejores condiciones de seguridad posibles.

Además de la recaudación de fondos para el combate contra el sida, Mooney se encuentra estos días en Miami para recoger la mayor cantidad posible de rosarios, que se propone entregar al papa Benedicto XVI durante su visita a México y Cuba.

Entre sus más llamativos y frustrados intentos de cruzar el océano, figura el segundo, en 2009, cuando tuvo que ser rescatado en alta de Marzo por un barco atunero español del Grupo Calvo tras permanecer cinco días a la deriva.

Su primer intento fue en mayo de 2006, pero su embarcación zozobró también unas horas después de zarpar. EFE