Babeu no dejará su campaña

El alguacil niega supuesta relación íntima con un indocumentado
Babeu no dejará su campaña
Paul Babeu, alguacil de un condado de Arizona, busca un escaño congresional por el Partido Republicano y admite ser homosexual
Foto: AP

PHOENIX, Arizona (EFE). – Un ola de comentarios a favor y en contra del alguacil del condado Pinal, Paul Babeu, se ha desatado desde que éste admitiera ser homosexual tras darse a conocer su relación con un inmigrante mexicano.

Ayer, Babeu negó durante una entrevista en CNN haber hecho algo ilegal y afirmó que continuará en la contienda por un escaño en el Congreso.

“Nunca he huido en una batalla y no lo voy a hacer ahora”, dijo. “Soy soltero, nunca me he casado, y no tengo una novia ficticia”, señaló. “Quiero ser juzgado por mi vida de servicio”.

Babeu, quien estuvo en el servicio militar, supuestamente amenazó a un inmigrante de nombre “José” con deportarlo si revelaba su relación. Ahora sus aspiraciones políticas del candidato republicano de ganar un escaño en el Congreso federal. están en riesgo.

“No tengo duda de que su campaña congresional se ha terminado”, escribió la consultante política del Partido Republicano en Arizona, Sean Noble en su blog en internet.

Según la analista política el distrito cuatro en Arizona, que Babeu busca representar, es sumamente conservador por lo que considera que la relación homosexual afectará la carrera política del alguacil.

El director de la campaña de Babeu, Chris DeRose, dijo que desde que se desató el escándalo, Babeu ha recibido unos $3,000 en donaciones de unos 46 donantes, y admitió que un donante pidió el reembolso de su contribución de $2,500 a la campaña del alguacil, quien es conocido por sus fuertes criticas en contra de lo que ha llamado el “fracaso” del Gobierno federal por asegurar la frontera.

El republicano asegura que su condado es un corredor de traficantes de drogas y de humanos. La pagina web de campaña de Babeu ha recibido comentarios tanto de votantes que expresan su apoyo al candidato como de otros que aseguran que no representa los principios del Partido Republicano.