Empleo, salud y educación movilizarán a latinos

Son los asuntos que más preocupan a los votantes hispanos con mira a las elecciones generales de noviembre
Empleo, salud y educación movilizarán a latinos
Expertos aseguran que el voto hispano será clave para ganar las elecciones presidenciales de noviembre.
Foto: Archivo

Washington – El empleo, el acceso al cuidado de la salud y la educación son los asuntos que más preocupan a los votantes hispanos de cara a las elecciones generales de noviembre, dijo hoy el representante de Texas, Charles A. González.

González, de 66 años y representante del distrito 20 texano, dijo en una conversación telefónica con Efe que desde los comicios legislativos de 2010 ha aumentado sustancialmente el número de hispanos habilitados para votar en las elecciones nacionales este año.

“Las políticas del Gobierno del presidente Barack Obama incluyen a todos en este país y especialmente a quienes aspiran a una mejor educación, al cuidado de la salud y la reforma de las leyes de inmigración”, añadió.

Obama “ve al país como un país, unido”, dijo González. “Y los latinos han luchado siempre en este país por la inclusión, la equidad y el logro de su verdadero potencial”.

González dijo que la reforma de la ley de inmigración quizá no sea el asunto más importante para algunos votantes latinos que, por definición, son ciudadanos estadounidenses y no inmigrantes que busquen su legalización.

“Pero la reforma de la ley de inmigración es de la mayor prioridad para las familias, para el futuro, para los buenos empleos y el concepto al cual los latinos adhieren de que si uno trabaja duro tendrá su recompensa y obtendrá igualdad de oportunidades”, agregó.

“La experiencia de la inmigración es muy real para los latinos”, continuó. “Mi familia vino a Estados Unidos a comienzos del siglo pasado, yo soy estadounidense de segunda generación, y todos los latinos, los hispanos compartimos raíces históricas, costumbres, tradiciones”.

“Somos todos muy sensibles a los padecimientos del inmigrante recién llegado”, sostuvo González quien, después de 14 años en el Congreso no buscará su reelección en noviembre.

En las elecciones de 2008, cuando los latinos representaron el 9 % del electorado, el 67 % de los votantes hispanos favoreció al demócrata Obama contra el 31 % de sufragios para el republicano John McCain.

Por comparación, el 45 % de los votantes blancos y el 95 % de los negros respaldaron la candidatura de Obama.

“Más allá de sus diferencias por regiones, u origen nacional, a los votantes hispanos les preocupa que la tasa de desempleo para los latinos sea tan alta, el nivel de logros académicos sea tan bajo y que tantos latinos carezcan de un seguro de salud”, añadió González.

“Es cierto que muchos hispanos se sienten decepcionados porque con Obama en la Casa Blanca no se aprobó una reforma de la ley de inmigración”, dijo el legislador.

González recordó que en 2010, cuando los demócratas todavía tenían mayoría en la Cámara de Representantes se aprobó un proyecto de ley -conocido como Dream Act- que proveía la residencia permanente para ciertos indocumentados traídos al país cuando eran menores de edad.

Si esos inmigrantes completaran dos años de servicio militar o dos años de estudios universitarios obtendrían la residencia temporal por seis años, y si en ese período obtenían un diploma universitario o prestaban servicio militar, podrían solicitar la residencia permanente.

“En el Senado los demócratas teníamos la mayoría de los votos pero no suficiente para llegar a los 60, de manera que una minoría ha sido capaz de obstruir todos los esfuerzos de reforma de la ley de inmigración”, añadió.

“Obama ha hecho lo mejor posible dentro de las circunstancias, y los latinos lo saben”, explicó González, quien agregó que este año el voto latino será muy importante en los estados de Colorado, Arizona, Florida, Nevada y Nuevo México.

“Los votantes latinos ven que el Partido Republicano nada les ofrece”, continuó. “Y en cambio los candidatos republicanos no sólo son hostiles a los inmigrantes sino que están en contra de asuntos que son importantes para los latinos como la educación pública, la capacitación laboral, la reforma del sistema sanitario”.

“Es posible, sí, que los republicanos intenten jugar la ‘carta de asuntos sociales’ -aborto, homosexualidad, religión, anticonceptivos- para distraer a los votantes hispanos”, señaló González. “Pero los votantes latinos son inteligentes y saben que lo que les importa es aquello que afectará su futuro y el de su familia- empleos, vivienda, educación, salud”.